Lyft, principal competidor de Uber, sale a bolsa

Economía y Capital Actualizado:

Lyft, principal competidor de Uber, sale a bolsa
Foto: Ringo H.W. Chiu

La empresa de vehículos de transporte con conductor (VTC) Lyft, el principal competidor de Uber en Estados Unidos, se se ha estrenado hoy en bolsa con un precio por acción de 72 dólares (algo más de 64 euros), una cifra superior a la anticipada debido al interés de los inversores, y que supone que la compañía esté valorada en unos 24.000 millones de dólares (algo más de 21.000 millones de euros), informa Efe.

En versiones anteriores presentadas ante la Comisión de Mercados y Valores estadounidense (SEC, por sus siglas en inglés), la firma estimaba que en su debut en Wall Street sus acciones se situarían entre 62 y 68 dólares, pero el interés recibido en las últimas rondas de inversión ha impulsado el precio de salida en 72 dólares.

El consejero delegado del fondo de inversión Berkshire Hathaway, Warren Buffett, descartó este jueves en declaraciones recogidas por la cadena estadounidense CNBC participar en la OPV de Lyft, asegurando que la última vez que invirtió en una de ellas fue en el año 1955, cuando Ford salió al mercado. El conocido como Oráculo de Omaha recomienda no comprar nuevos títulos «durante periodos especialmente activos del mercado», aunque con ello se arriesgue a perder oportunidades inversoras en compañías exitosas. Buffett reconoce que el año pasado se interesó por adquirir una parte de Uber, la principal competidora de Lyft, pero su compañía no llegó a un acuerdo sobre los términos y el tamaño de la participación.

El debut de Lyft supondrá anticiparse en bolsa a Uber, así como la entrada de una nueva hornada de empresas tecnológicas que pretenden arrancar este año su andadura en los mercados neoyorquinos.

Lyft presentó a principios de marzo los documentos para preparar su entrada en el índice Nasdaq, donde cotizan los principales grupos tecnológicos, para no verse eclipsada por la previsible entrada de Uber en la pugna bursátil, que evalúa conseguir una valoración de alrededor de 120.000 millones de dólares (casi 107.000 millones de euros) en el parqué.

La compañía, que operará con el símbolo «LYFT», facturó el año pasado 2.200 millones de dólares (casi 2.000 millones de euros), aunque informó de que tuvo unas pérdidas netas de 911 millones. La operación está apoyada, entre otros, por el principal grupo bancario del país, J.P. Morgan Chase, así como por las entidades Credit Suisse o Jefferies.

Lyft está arrebatando terreno a Uber y ya controlaba el 39% del mercado estadounidense a finales de 2018, un 17% más que en 2016.

La empresa transportó a 30,7 millones de pasajeros en 2018 con 1,9 millones de conductores, y generó reservas por valor de 8.100 millones de dólares (unos 7.200 millones de euros) en viajes el año pasado, un 76% más que el ejercicio previo.