El Rey en la apertura de la XIV Legislatura: "España no puede ser de unos contra otros"

Política y Conflictos

El Rey en la apertura de la XIV Legislatura: "España no puede ser de unos contra otros"
Foto: J.J.Guillen

Felipe VI ha apelado este lunes a una legislatura de acuerdos y pactos basados en la Constitución y a mantener la concordia, la reconciliación y el entendimiento que protagonizaron la Transición porque «España no puede ser de unos contra otros», sino «de todos y para todos».

El Rey ha hecho esa llamada a los grupos parlamentarios en su intervención en la sesión solemne de apertura de la XIV Legislatura que se ha celebrado en el Congreso y que es la segunda que preside durante su reinado. Minutos antes, las fuerzas políticas independentistas, soberanistas y republicanas han firmado un manifiesto conjunto en el que rechazan la monarquía, por ser una «institución anacrónica heredera del franquismo», y piden que el Rey deje de tutelar a los gobiernos y parlamentos que emanan de la voluntad popular.

El texto, titulado «No tenemos Rey. Democracia, libertad y repúblicas», ha sido leído en el Congreso por los portavoces de ERC, Gabriel Rufián; JxCat, Laura Borràs; CUP, Mireia Vehí; EH Bildu, Oskar Matute; y BNG, Néstor Rego, en castellano, gallego, catalán y euskera, justo una hora antes de la apertura de la XIV Legislatura y para escenificar las razones por las que no asisten a la sesión.

Para el Rey, hace 40 años las palabras concordia, reconciliación, entendimiento, respeto y libertad hicieron superar divisiones, y esas palabras hay que preservarlas en la actualidad en toda su plenitud.

«Unas cortes que representan a todo el pueblo español, que buscan los intereses de España y el bien común de todos los españoles», ha afirmado Felipe VI. Ha querido agradecer a todos los grupos políticos que han participado en la ronda de consultas para crear al nuevo gobierno y ha felicitado al actual presidente de gobierno, Pedro Sánchez al que le ha deseado mucho éxito en la nueva responsabilidad y al resto del equipo de gobierno.

Por su parte, el texto soberanista asegura que la sociedad catalana, vasca y gallega «rechazan mayoritariamente» la figura de una institución que se sustenta en el objetivo de «imponer la unidad de España y sus leyes, negando los derechos civiles, políticos y nacionales» que asisten a la ciudadanía. «La monarquía española y su máximo exponente, el Rey de España, no nos representa», se puede leer.

Los independentistas, soberanistas y republicanos afirman en el manifiesto que el Rey «no es un interlocutor válido para nosotros, ni tiene la legitimidad de nuestros pueblos, ni le reconocemos ninguna función política». «Menos aún cuando su papel con nuestras naciones no ha sido otro que el de intentar imponer proyectos y valores antidemocráticos, como quedó demostrado en el discurso autoritario pronunciado el 3 de octubre» de 2017.

«La monarquía española es un estamento que no responde a los valores republicanos de libertad, igualdad y democracia» y una democracia real, han dicho, «solo será posible desde la ruptura con la herencia, las bases y valores que representa el Rey y su figura».

Consideran que el Rey y la monarquía «deben dejar de ejercer su tutela sobre la ciudadanía y sobre los gobiernos y parlamentos que de la voluntad popular emanan». «Solo así se podrá dar cauce a soluciones basadas en el respeto a la voluntad popular, la libertad y la democracia».