Los preocupantes lagos azules de la Antártida

Energía y Medioambiente

Los preocupantes lagos azules de la Antártida

Este fenómeno ya se había observado en Groenlandia, donde ha hecho que se derrita un billón de toneladas de hielo entre 2011 y 2014. Pero hasta ahora jamás se había demostrado el efecto del calentamiento global en la Antártida oriental. “Durante mucho tiempo la gente ha asumido que esta parte del continente era relativamente estable, que no había muchos cambios, que es muy muy fría. Sólo muy recientemente se han identificado los primeros lagos supraglaciales sobre el hielo”, ha afirmado el glaciólogo Stewart Jamieson, uno de los autores del estudio. Las consecuencias pueden ser devastadoras pues el agua derretida de estos lagos puede hacer que los cimientos del glaciar se debiliten, lo cual puede ocasionar que se quiebren.

Cientos de imágenes obtenidas por satélite y observaciones meteorológicas del glaciar de Langhovde, ubicado en la Antártida oriental, han permitido a científicos británicos comprobar la formación en verano, entre los años 2000 y 2013, de alrededor de 8.000 lagos azules cristalinos. El hallazgo, publicado en la revista especializada Geophysical Research Letters, causa preocupación debido a que su aparición está vinculada a un incremento de la temperatura por encima de cero grados.

Este fenómeno ya se había observado en Groenlandia, donde ha hecho que se derrita un billón de toneladas de hielo entre 2011 y 2014. Pero hasta ahora jamás se había demostrado el efecto del calentamiento global en la Antártida oriental. “Durante mucho tiempo la gente ha asumido que esta parte del continente era relativamente estable, que no había muchos cambios, que es muy muy fría. Sólo muy recientemente se han identificado los primeros lagos supraglaciales sobre el hielo”, ha afirmado el glaciólogo Stewart Jamieson, uno de los autores del estudio. Las consecuencias pueden ser devastadoras pues el agua derretida de estos lagos puede hacer que los cimientos del glaciar se debiliten, lo cual puede ocasionar que se quiebren.