The objective

Today

Información verificada al momento

Información verificada al momento

Los MTV de la música europea no quieren a Beyoncé

YVES HERMAN

La reina indiscutible del pop no es igual de aclamada al otro lado del continente americano. La 23 edición de los MTV Europe Music Awards (EMA) encumbraron a la cantante Lady Gaga, que tras varios años de silencio publicó recientemente su nuevo álbum Joanne. Pese a que la diosa de ébano de la música era una de las favoritas, Beyoncé no se alzó con ningún galardón. Pero poco le importará, estos días está más centrada en apoyar junto a su esposo Jay-Z a la candidata demócrata Hillary Clinton.

Así como en los MTV Video Music Awards (VMA) celebrados el pasado verano no hubo quien tosiese a Beyoncé, que se alzó con cinco estatuillas, en la edición europea de estos premios su nombre sólo sonó cuando se anunciaba a los nominados. Tampoco fue la noche del canadiense por excelencia del pop. Justin Bieber, que no deleitó con su presencia a las fans de Rotterdam, se quedó con el premio a mejor canción por Sorry y sus seguidoras se llevaron el premio a Mejores fans. El premio más importante de la noche se lo llevó otro canadiense, el jovencísimo Shawn Mendes, que con tan solo 18 años es capaz de quitar protagonismo a su paisano rubio.  Otros de los protagonistas de la noche de la música europea fueron Green Day, que recogía el premio a la veteranía, el Icon Award, como reconocimiento a su trayectoria y su influencia. "Es estupendo estar fuera de EEUU, aunque sea por un rato, con las horribles elecciones. Mi país está a punto de tener un ataque de corazón colectivo", dijo el trío al recoger su premio como guiño a las elecciones presidenciales que se disputan este martes en Estados Unidos.

En el apartado de actuaciones destacó por encima de todas la de un Bruno Mars enérgico y brillante que presentó su nuevo trabajo 24K Magic.