The objective

Today

Información verificada al momento

Información verificada al momento

Los franceses no quieren formalizar el rol de primera dama

Redacción TO

Durante su campaña electoral Emmanuel Macron hizo varias promesas. Entre estas, mencionó la formalización del rol de primera dama que no está previsto en la Constitución.

El presidente de Francia considera que la esposa del jefe de Estado debe tener un estatus y un presupuesto propios, pero en medio de la falta de popularidad para la propuesta, Briggite Macron no será quien viva un cambio en la normativa.

Este lunes, el Gobierno ha intentado frenar las críticas lanzadas en contra una formalización de este rol y ha asegurado que no dispondrá de medios nuevos ni de remuneración, subrayando que no prevé modificar la Carta Magna.

El Ejecutivo quiso parar la controversia en un momento en que una petición lanzada en la plataforma Change.org ha recogido ya más de 242.000 firmas contra la creación de un papel oficial para la pareja del presidente, Emmanuel Macron, Brigitte.

"Ninguna modificación de la Constitución, ningún nuevo medio, ninguna remuneración para #BrigitteMacron. Basta de hipocresía", afirmó en Twitter el portavoz gubernamental, Christophe Castaner, quien precisó que solamente quieren "transparencia y enmarcar los medios de los que dispone".

Macron prometió antes de llegar a la presidencia dar un estatus propio a la primera dama, pero según indicó la cadena BFM TV, al final el Ejecutivo solo redactará una "carta de la transparencia" sobre su papel, que será difundida "en los próximos días".

En Francia no existe un puesto explícito de primera dama, tampoco se le otorga función alguna a la pareja del primer mandatario.