Los diagnósticos de cáncer de páncreas y colorrectales han aumentado un 10% en 30 años

Cultura

Los diagnósticos de cáncer de páncreas y colorrectales han aumentado un 10% en 30 años
Foto: Allie Smith

Los diagnósticos de cáncer de páncreas y colorrectales han crecido alrededor de un 10% en los últimos 30 años, según un estudio realizado en 195 países entre los años 1990 y 2017 y presentado en el Congreso Europeo de Gastroenterología, que se celebra en Barcelona hasta el día 23 de octubre.

Este es el primer estudio que aporta una estimación en todo el mundo de la carga, características epidemiológicas y factores de riesgo del cáncer de páncreas, el colorrectal y el gástrico.

Las muertes por cáncer de páncreas son las que más han aumentado en, un 130% en los años estudiados, y ha pasado de 196.000 en 1990 a 448.000 en 2017. Los investigadores señalan que esta alarmante cifra se debe, entre otras causas, al crecimiento de la población y el aumento de la esperanza de vida. La tasa de mortalidad por esta enfermedad ha crecido un 12%.

Los expertos coinciden en que este aumento está relacionado con el crecimiento de la obesidad y la diabetes, que se manifiestan como actores de riesgo en el Índice de Masa Corporal y en los altos niveles de glucosa en la sangre, a su vez factores de riesgo para el cáncer de páncreas.

“El cáncer de páncreas es uno de los más mortales del mundo con una tasa de supervivencia de solo el 5% en países de ingresos altos, medios y bajos», explica el autor principal del estudio y profesor de Medicina y director del Instituto de Enfermedades Digestivas en la Universidad de Ciencias Médicas de Teherán (Irán), Reza Malekzadeh. «Los factores de riesgo de la enfermedad, como fumar, la diabetes y la obesidad, son ampliamente modificables y presentan una gran oportunidad para prevenir este cáncer», añade el especialista.

Respecto al cáncer colorrectal, el estudio señala que ha aumentado un 9,5%, pero las tasas estandarizadas de mortalidad han caído un 13,5% gracias a la introducción de programas que han facilitado su detección temprana y, por tanto, la posibilidad de supervivencia.

El estudio también ha detectado que los factores de riesgo de esta enfermedad son distintos en hombres y en mujeres. En el caso de los hombres se indica el consumo de alcohol, fumar y dietas bajas en calcio y fibra como factores de riesgo, y en el de las mujeres solo los aspectos en la dieta.

En el caso del cáncer gástrico, las tasas de edad estandarizadas y las de muerte han bajado de manera sostenida desde 1990. Sin embargo, los expertos creen que este decrecimiento no necesariamente ha llevado a una carga menor en el sistema de salud en los países de alto riesgo y apuntan a que las estrategias locales específicas deben adaptarse al perfil de factores de riesgo de cada país.