The objective

Today

Información verificada al momento

Información verificada al momento

Los datos de los pasajeros de aviones son una presa fácil para los hackers

RALPH ORLOWSKI

El sistema utilizado en todo el mundo para coordinar las reservas de viajes entre compañías aéreas, agentes de viaje y páginas que comparan precios es muy insegura, según explican investigadores de la compañía de seguridad alemana SR Labs. La falta de características de seguridad modernas hace que sea mucho más fácil para los hackers obtener información personal de las reservas o robar vuelos alterando detalles de los billetes.

En el centro de las debilidades de este sistema, conocido como Sistema de Distribución Global y creado en los años 60, está la identificación de las reservas a través de solo dos informaciones: un código de seis dígitos y el apellido del usuario. Este código de identificación (PNR) no es lo suficientemente seguro, según explican Karsten Nohl y Nemanja Nikodijevic, los investigadores que han revelado estas deficiencias en el Chaos Communication Congress de Hamburgo. “Si el PNR debe ser una contraseña segura, debería ser tratada como tal”, explica Nohl. “Pero no la mantienen en secreto: aparece impresa en cada maleta. Solía aparecer en las tarjetas de embarque, hasta que desapareció y lo cambiaron por un código de barras”, añade.
El código de barras tampoco es seguro, pues es fácil de leer a través de varias aplicaciones. Además, señalan que hasta 80.000 viajeros publicaron en redes sociales como Instagram fotografías de sus tarjetas de embarque, por lo que se encuentran en riesgo de robo.