The objective

Today

Información verificada al momento

Información verificada al momento

Dejan en libertad a un hombre acusado de violar a la hija de un amigo

Redacción TO

La titular del juzgado número 2 de Mieres ha decretado este viernes la puesta en libertad de un hombre que había sido denunciado por la hija de un amigo, de 21 años, por supuestamente haberla violado en su domicilio en la noche del pasado miércoles.

Ambos han declarado este viernes en el juzgado –el denunciado en calidad de investigado– y la magistrada ha decretado la puesta el libertad del hombre después de que la Fiscalía no solicitara el ingreso en prisión, según ha podido saber la agencia Efe. El auto plantea medidas cautelares para el investigado como la retirada del pasaporte, la obligación de comparecer quincenalmente en el juzgado y una orden de alejamientos de 300 metros y la prohibición de cualquier tipo de comunicación con la denunciante.

Las mismas fuentes han señalado que el juzgado continuará instruyendo las diligencias abiertas por agresión sexual tras la denuncia presentada por la joven el pasado miércoles por la noche y que llevó horas después a la detención del investigado.

La joven remitió además una carta al diario La Nueva España en la que aseguraba: "Te detuve, siempre lo hacía. Pero probablemente el mundo no va a creerme. Nunca se nos cree. Nunca nadie creerá que la de veces que te pedí que pararas era jodidamente proporcional a aquellas en las que nunca lo hiciste". "Tengo la sensación de que nunca será culpa suya. Y es que el 'no' parece que siempre significa 'quizás'. Cuando el 'no' siempre significará 'no'. No, no es ni sí, ni mañana, ni puede ni ahora. No es nunca", añade la misiva.

El mismo diario informa de que en la denuncia la joven explicaba que su presunto agresor le pidió que subiera a su domicilio para darle un recado para su padre y que, una vez en la vivienda, la metió a la fuerza en una habitación agarrándola por el brazo y la obligó a mantener relaciones sexuales pese a sus reiteradas negativas. En el domicilio, de acuerdo con la denuncia, se encontraba también un hijo del presunto agresor, de cinco años, que entró en la habitación mientras se producían los hechos, momento que la joven aprovechó para escapar y acudir a un centro de salud cercano a la vivienda.