Los periodistas de Efe liberados en Venezuela se quedarán para seguir informando

Futuro

Los periodistas de Efe liberados en Venezuela se quedarán para seguir informando

Los tres reporteros de la agencia Efe que habían sido detenidos este miércoles por el servicio de inteligencia de Venezuela, el español Gonzalo Domínguez y los colombianos Mauren Barriga y Leonardo Muñoz, han sido liberados este jueves y se encuentran actualmente en proceso de deportación a Colombia.

Los tres periodistas de la agencia Efe que habían sido detenidos este miércoles por el servicio de inteligencia de Venezuela, el español Gonzalo Domínguez y los colombianos Mauren Barriga y Leonardo Muñoz, y posteriormente liberados este jueves,  han sido finalmente «acreditados» y podrán permanecer en el país para continuar su trabajo. Así lo ha confirmado el ministro español de Exteriores y Cooperación, Josep Borrell.

Los reporteros fueron trasladados esta mañana a la sede del Servicio de Identificación, Migración y Extranjería (Saime) en el centro de Caracas donde fueron sometidos a un examen médico. Previamente, el Sindicato Nacional de Trabajadores de la Prensa (SNTP) había informado de que los periodistas serían trasladados al aeropuerto internacional Simón Bolívar ubicado a unos 30 minutos de la capital venezolana para su deportación, pero finamente no ha sido así.

«No se les va a expulsar. El trabajo de la Embajada y el Consulado ha permitido que se les acredite y se puedan quedar par cumplir con su misión de información», ha indicado Borrell desde Bucarest, donde asiste a una reunión informal de ministros de la Unión Europea (UE).

Muñoz fue detenido cuando recorría junto a Salas las protestas que fueron convocadas por el Parlamento opositor en Caracas y no se conoció de su paradero hasta las 21.30 hora local (01.00 GMT) cuando el Servicio Bolivariano de Inteligencia (Sebin) detuvo a los otros corresponsales. Barriga y Domínguez fueron detenidos por cinco agentes del Sebin fuertemente armados en el hotel donde se hospedaban en el este de Caracas y trasladados a la sede de este cuerpo de seguridad conocida como Helicoide en el oeste de la ciudad.

Liberados los tres periodistas de Efe detenidos en Venezuela

Los tres periodistas de la Agencia EFE, los colombianos Mauren Barriga (c); el fotógrafo Leonardo Muñoz (izda), y el español Gonzalo Domínguez, que fueron detenidos por las autoridades de Venezuela en Caracas. | Foto: EFE/Archivo

Los abogados de Efe intentaron sin éxito que los agentes del Sebin se identificaran y aunque en un principio aseguraron que la directora de Efe en Caracas, Nélida Fernández y los defensores podrían acompañar a los reporteros en la sede del Sebin, el paso fue impedido por una decena de funcionarios al llegar al Helicoide.

El Sebin argumentaba que los periodistas fueron detenidos por la falta de acreditación ante los organismos del Estado venezolano. Sin embargo, tras su llegada al aeropuerto venezolano, los reporteros informaron al Sebin y a los funcionarios de migración en Venezuela que se disponían a trabajar como periodistas de refuerzo en la delegación de Efe Caracas y les permitieron el acceso al país.

La agencia Efe, cuyos periodistas se habían concentrado esta mañana frente a la sede central en Madrid, ya ha celebrado su liberación a través de las redes sociales.

El martes, cuatro periodistas, dos venezolanos y dos chilenos, fueron detenidos cuando cubrían la actividad de vigilia convocada por el gobernante Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV) en las inmediaciones del Palacio de Miraflores.

Los dos venezolanos, Maiker Yriarte del canal TV Venezuela y Ana Rodríguez de VPI, fueron liberados en la mañana del miércoles, mientras que los chilenos Rodrigo Pérez y Gonzalo Barahona fueron deportados, según la información ofrecida por el Sindicato Nacional de Trabajadores de la Prensa (SNTP).

Otros dos periodistas francesesPierre Caillet y Baptiste des Monstiers, que se trasladaron hasta Caracas para cubrir la crisis política venezolana, también fueron detenidos el martes, pero ya han sido liberados y van a ser expulsados a Francia.