Lesmes elogia a los jueces del procés y reclama un "esfuerzo importante" para una reforma de la Justicia

Futuro

Lesmes elogia a los jueces del procés y reclama un "esfuerzo importante" para una reforma de la Justicia

El presidente del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ), Carlos Lesmes, ha elogiado este lunes a los magistrados que juzgaron el procés al poner de manifiesto su «compromiso» con «la defensa de los valores del Estado de Derecho proclamados por la Constitución». Lo ha hecho durante la solemne apertura del año judicial, presidida por el rey Felipe VI, en la que también ha reclamado a las Administraciones «un esfuerzo importante» para prestar a la Justicia «la atención que merece» y acometer una reforma organizativa «de carácter integra».

Con la de hoy, ha sido la séptima ocasión en que Felipe VI ha presidido la ceremonia del año judicial, un acto solemne y estrictamente protocolario que en este caso comenzará con la sentencia del procés, prevista para dentro de pocas semanas y que marcará el devenir político en Cataluña.

Desde el Salón de Plenos del Tribunal Supremo, escenario hace unos meses del histórico juicio contra los 12 líderes soberanistas, Lesmes también ha cargado contra los partidos políticos por no buscar un consenso para renovar el órgano de los jueces.

«Este retraso constituye una grave anomalía en el funcionamiento de las instituciones y si se prolonga puede contribuir al descrédito del propio órgano de gobierno de los jueces. Por ello, conviene recordar que todos los poderes públicos tienen la obligación de preservar las instituciones como base de nuestra convivencia en paz y libertad, velando por su constante legitimidad», ha subrayado en su discurso.

Lesmes, quien ha pronunciado su último discurso como máximo representante del CGPJ en caso de que finalmente se produzca la renovación del mismo, bloqueado por la parálisis política desde el 4 de diciembre de 2018, ha señalado que es necesario «invertir con prontitud dinero y talento para implantar un nuevo modelo territorial y organizativo de la Justicia», que debe ser dotada de los medios materiales y personales de que precisa.

Corrupción y violencia de género

Lesmes se ha referido asimismo a la función esencial de la Justicia en la lucha contra las más graves formas de delincuencia, “especialmente aquellas que minan la confianza de la sociedad en sus instituciones, como es el caso de la corrupción, o aquellas que nos resultan especialmente execrables, como la violencia de género”.

Tras decir que la Justicia no es ni puede ser el único freno frente a la corrupción, y que se precisan otras vías de intervención, particularmente las preventivas, el presidente del TS y del CGPJ ha subrayado no obstante que la Justicia “es una herramienta necesaria e imprescindible” en la lucha contra este fenómeno delictivo.

Tampoco el problema de la violencia de género “puede ser solucionado únicamente desde la respuesta penal”, ha dicho Lesmes, que ha señalado que sólo desde la educación en igualdad y la modificación de estereotipos sociales será posible erradicar esta lacra, “pero entre tanto el sistema judicial ha de estar preparado y dotado de mecanismos eficaces para reaccionar con la firmeza requerida, generando así confianza y seguridad tanto en las víctimas como en la sociedad”.