Las víctimas de violación en Inglaterra y Gales deberán dar acceso a sus móviles a la Policía

Mundo Ethos

Las víctimas de violación en Inglaterra y Gales deberán dar acceso a sus móviles a la Policía

Esta norma ha generado una gran polémica entre las asociaciones de víctimas de delitos sexuales

Las víctimas de violación en Inglaterra y Gales deberán permitir a partir de ahora que la Policía analice sus teléfonos móviles y tenga acceso a sus datos personales, sus cuentas de email, mensajes y fotografías.

Para ello, las denunciantes deberán rellenar un formulario de consentimiento en el que autoricen a los agentes a acceder a su teléfono móvil.

La medida se ha adoptado después de que varios casos de violación y otros delitos sexuales graves no hayan prosperado tras haber salido a la luz información clave en los procesos judiciales.

Aunque las autoridades aseguran que el objetivo de la medida es facilitar el proceso judicial en este tipo de casos, esta norma ha generado una gran polémica entre las asociaciones de víctimas de delitos sexuales, que consideran que acceder a la información personal de los móviles supone una intromisión en la intimidad de las víctimas.

La asociación Victim Support opina que esta medida podría disuadir a las víctimas de un delito sexual de poner una denuncia. “Sabemos que la violación y las agresiones sexuales no se denuncian demasiado y, desafortunadamente, esta noticia podría disuadir aún más a las víctimas a la hora de poner la denuncia y de acceder a la justicia y al apoyo que se merecen”, ha dicho Rachel Almeida, miembro de esta organización.

Ante esta controversia, el director de la Fiscalía Pública, Max Hill, ha aclarado que solo se analizarán los datos de los dispositivos cuando la medida esté justificada dentro de “una línea de investigación razonable” y que solo se presentará ante un tribunal el material que se considere relevante.

Estos formularios de consentimiento pueden aplicarse a cualquier investigación criminal, pero lo más probable es que se dirijan a las víctimas de violación y abuso sexual, en casos en los que los denunciantes a menudo conocen al agresor.

Las víctimas a las que se les solicite este documento tendrán la ocasión de explicar por qué no quieren que la Policía revise sus datos personales, informa Efe.