The objective

Today

Información verificada al momento

Información verificada al momento

El partido de Mugabe le da un ultimátum para que dimita o hará una moción de censura

Redacción TO
Última actualización: 19 Nov 2017, 9:21 pm CEST

El Comité Central de la Unión Nacional Africana de Zimbabue-Frente Patriótico (ZANU-PF), ha decidido este domingo  dar un ultimátum al presidente del país, Robert Mugabepara que dimita antes de mañana o le someterá a una moción de censura en el Parlamento. Previamente el partido había informado de su expulsión como líder de la formación y de que el vacío lo ocupaba, de manera provisional, el exvicepresidente y antiguo 'número dos' de la formación, Emmerson Mnangagwa. El ZANU-PF se ha reunido en su sede para tomar la decisión mientras los militares mantienen el control de Zimbabue, y a la espera de que Mugabe se reúna por segunda vez con los mandos del Ejército para negociar su salida.

La ZANU-PF acaba así con el liderazgo de su cofundador, que ha gobernado el país durante los últimos 37 años.

La sección juvenil del ZANU-PF ya había reclamado a primera hora de este domingo la dimisión del veterano mandatario, de 93 años, y la expulsión de la formación de la primera dama, Grace Mugabe. Los veteranos de la guerra de independencia de Zimbabue también pidieron este domingo la dimisión de Mugabe. "Debería renunciar (...) Si no lo hace, ejército debe terminar hoy  con él", dijo el jefe de la poderosa asociación de  veteranos de guerra, Chris Mutsvangwa.

Antes de que los soldados detuvieran a su líder, Kudzai Chipanga, las juventudes de la ZANU-PF fueron uno de los principales apoyos de las ambiciones de Grace Mugabe de suceder a su marido en el poder, que desencadenaron la intervención militar del martes tras la destitución del vicepresidente Emmerson Mnangagwa.

Mugabe, expulsado del partido del Gobierno de Zimbabue

Delegados del ZANU-PF celebran la decisión del comité de expulsar a Mugabe como líder del partido. | Foto: Philimon Bulawayo/Reuters

De hecho, Chipanga, que aseguró que no permitiría "interferencias militares" un día antes del levantamiento, aunque se disculpó públicamente cuando los militares ya controlaban de facto el país, es uno de los seis miembros que este domingo las juventudes han decidido expulsar.

A este respecto, el portavoz de la organización juvenil, Yeukai Simbanegavi, también ha reclamado que se anulen todas las expulsiones llevadas a cabo desde 2014. Asimismo, los jóvenes de la ZANU-PF pidieron la vuelta de Mnangagwa y su restitución en los cargos de vicepresidente del país y "número dos" del partido, y celebraron la entrada en escena del Ejército para "erradicar a los criminales" del entorno de Mugabe, explicación a la que se aferran los militares para evitar hablar de golpe de Estado.

Por último, las juventudes solicitaron "medidas disciplinarias severas" contra los ministros afines a las ambiciones de poder de Grace Mugabe, entre los que se encuentran los titulares de Educación, de Finanzas y de Gobierno Local, Desarrollo Rural y Vivienda, detenidos por los militares en los últimos días.

La sección juvenil de la ZANU-PF es la última organización que da la espalda a Mugabe -en el poder desde 1980- y a la primera dama, uniéndose hoy a los comités provinciales, los veteranos de guerra e incluso a algunos ministros del actual Gobierno.