Las claves del debate de investidura y por qué Rajoy no será elegido presidente

Política y Conflictos

Las claves del debate de investidura y por qué Rajoy no será elegido presidente

¿Qué necesita Mariano Rajoy para que prospere su investidura? Según el ya famoso artículo 99 de la Constitución Española, el candidato propuesto por el rey solicitará «la confianza» de la Cámara. Así lo recordó el lunes el líder de la oposición, Pedro Sánchez, tras su reunión con Rajoy en la que le reiteró que «no cuenta con la confianza del PSOE». El citado artículo de la CE exige una mayoría absoluta en la primera votación, es decir, 176 votos. En la que está prevista para la tarde del miércoles, Rajoy contará seguro con los 137 de su partido, más 32 votos de Ciudadanos asegurados tras el pacto PP-C’s firmado el domingo, y el voto de Coalición Canarias, con quien ha firmado este mismo martes un acuerdo. En total, 176 votos. El resto de las formaciones políticas – 85 del PSOE, 71 de Unidos Podemos, 9 de ERC, 8 de CDC, 5 de PNV y 2 de EH-Bildu – suman 180 votos y todas han anunciado que dirán no al líder del PP.
La Constitución prevé que el candidato no supere la investidura en primera votación y plantea una segunda 48 horas después, para la cual exige que el candidato obtenga mayoría simple, es decir, que haya más síes que noes. Rajoy se someterá el viernes a esta segunda oportunidad. Bastaría con 11 abstenciones. De ahí el llamamiento al PSOE, porque si sólo se abstuviera el PNV, habría empate a 170. Nada de esto va a ocurrir, según han asegurado socialistas y nacionalistas vascos.
Será, la segunda vez que un candidato no supere la investidura y se abrirá un periodo en el que caben varias posibilidades. Que se produzcan sucesivos debates de investidura hasta que algún candidato sea elegido presidente o «si transcurrido el plazo de dos meses, a partir de la primera votación de investidura, ningún candidato hubiere obtenido la confianza del Congreso, el Rey disolverá ambas Cámaras y convocará nuevas elecciones». En el caso de la investidura de Rajoy, cuyo debate comienza este martes, el plazo termina el 31 de octubre con la amenaza de celebrar elecciones generales el 25 de diciembre. Todos los partidos apuestan por no ir a terceras elecciones pero tampoco es algo que se pueda descartar.

España asiste esta semana, por segunda vez en seis meses, a un debate de investidura fallido. Esta atípica situación se produce por el reparto de fuerzas en el Congreso de los Diputados fruto de los resultados de las elecciones generales del 26 de junio y con anterioridad, el 20 de diciembre de 2015. La ausencia de mayorías absolutas y la falta de apoyos necesarios impidió en marzo al socialista Pedro Sánchez ser elegido presidente del gobierno. Ahora es el líder del PP Mariano Rajoy, que presenta este martes su programa de gobierno, quien verá frustradas sus expectativas de repetir como presidente del Ejecutivo.

¿Qué necesita Mariano Rajoy para que prospere su investidura? Según el ya famoso artículo 99 de la Constitución Española, el candidato propuesto por el rey solicitará «la confianza» de la Cámara. Así lo recordó el lunes el líder de la oposición, Pedro Sánchez, tras su reunión con Rajoy en la que le reiteró que «no cuenta con la confianza del PSOE». El citado artículo de la CE exige una mayoría absoluta en la primera votación, es decir, 176 votos. En la que está prevista para la tarde del miércoles, Rajoy contará seguro con los 137 de su partido, más 32 votos de Ciudadanos asegurados tras el pacto PP-C’s firmado el domingo, y el voto de Coalición Canarias, con quien ha firmado este mismo martes un acuerdo. En total, 176 votos. El resto de las formaciones políticas – 85 del PSOE, 71 de Unidos Podemos, 9 de ERC, 8 de CDC, 5 de PNV y 2 de EH-Bildu – suman 180 votos y todas han anunciado que dirán no al líder del PP.

La Constitución prevé que el candidato no supere la investidura en primera votación y plantea una segunda 48 horas después, para la cual exige que el candidato obtenga mayoría simple, es decir, que haya más síes que noes. Rajoy se someterá el viernes a esta segunda oportunidad. Bastaría con 11 abstenciones. De ahí el llamamiento al PSOE, porque si sólo se abstuviera el PNV, habría empate a 170. Nada de esto va a ocurrir, según han asegurado socialistas y nacionalistas vascos.

Será, la segunda vez que un candidato no supere la investidura y se abrirá un periodo en el que caben varias posibilidades. Que se produzcan sucesivos debates de investidura hasta que algún candidato sea elegido presidente o «si transcurrido el plazo de dos meses, a partir de la primera votación de investidura, ningún candidato hubiere obtenido la confianza del Congreso, el Rey disolverá ambas Cámaras y convocará nuevas elecciones». En el caso de la investidura de Rajoy, cuyo debate comienza este martes, el plazo termina el 31 de octubre con la amenaza de celebrar elecciones generales el 25 de diciembre. Todos los partidos apuestan por no ir a terceras elecciones pero tampoco es algo que se pueda descartar.