Las 'ciudades esponjas' con las que China está plantando cara a las inundaciones

Energía y Medioambiente

Las 'ciudades esponjas' con las que China está plantando cara a las inundaciones

El concepto de ‘ciudad esponja’ comienza a materializarse convirtiendo sus calles en perfectos coladeros con capacidad para absorber el agua,

Las lluvias torrenciales han aumentado debido al cambio climático. Eso es ya un hecho que continuará mientras el mundo siga calentándose, según varios estudios publicados en la revista Nature Climate Change.

Como consecuencia de estas lluvias torrenciales las inundaciones son cada vez más frecuentes provocando, en el peor de los casos, la muerte de miles de personas. En China, el pasado mes de julio las fuertes precipitaciones dejaron más de 40 fallecidos y decenas de desaparecidos. 

Por ello es que ya son varias las ciudades del gigante asiático las que se preparan para hacer frente a estas lluvias. De esta forma, el concepto de ‘ciudad esponja’ comienza a materializarse convirtiendo sus calles en perfectos coladeros con capacidad para absorber el agua, ya que los sistemas de drenaje tradicionales ya no son suficientes.

Ejemplo de ello es el distrito de Lingang, también conocido como Nanhui, situado en Shanghai. Sus calles se están llenando de árboles, jardines y plazas públicas repletas de plantas. Además, los planos de los nuevos sitios de construcción muestran edificios envueltos en el verde y el azul de parques, arroyos y fuentes de agua. El objetivo de esta nueva decoración es ayudar a que las ciudades absorban mejor el agua de lluvia con el fin de mejorar el medio ambiente.

Y es que el rápido desarrollo de China a menudo ha bloqueado el flujo natural del agua con superficies duras e impermeables. Para revertir esto, el concepto de ‘ciudad esponja’ se enfoca en la infraestructura verde, como áreas de humedales, plantas en las azoteas y jardines para absorber el agua de  lluvia.

Y aunque esto parezca un concepto nuevo, en China lleva materializándose desde 2012 tras la desastrosas inundaciones de Pekín que dejaron decenas de muertos y desaparecidos. Así, hoy ya son más de 30 poblaciones modelos de ‘ciudad esponja’ en el país asiático.