The objective

Today

Información verificada al momento

Información verificada al momento

La universidad pública pierde un docente al día y la privada gana cuatro

Redacción TO
Foto: DANIEL MARTÍNEZ | EFE

La plantilla de personal docente e investigador de la universidad pública española arrastra un déficit de 1.610 personas desde 2011, mientras que en la privada ha aumentado en 4.406. Esto se traduce en un profesor menos cada día lectivo en la primera y cuatro más en la segunda. Lo ha asegurado este martes la Central Sindical Independiente y de Funcionarios (CSIF) con datos de la estadística Datos y Cifras del Sistema Universitario Español 2018-2019 (referente al curso 2016-17 del Ministerio de Educación, a la vez que ha denunciado que casi una cuarta parte de los profesores universitarios tienen que compaginar su labor con un contrato externo.

"Existe la sensación de una especia de desmantelamiento de las universidades públicas", ha afirmado a Efe el responsable de Universidades de CSIF, Ramón Caballero. Ha considerado que la solución para esa situación fue el que no se podían sacar plazas por la crisis y a ello se ha unido una plantilla "muy envejecida". Además, Caballero ha denunciado la contratación de "mano de obra barata" a través de profesores asociados (personas que desarrollan una actividad profesional fuera del centro e invierten algunas horas a la docencia), a los que se les dice que se den de alta como autónomos para contratarlos para dar clase a tiempo parcial, cobrando unos 400 euros al mes.

Según CSIF, cada vez se incluye a estos profesionales (son ya 22.871 y suponen el 43,3% de los contratos) en nuevas actividades docentes como tutorías, seguimiento de Trabajos Fin de Grado y clases en másteres.

Así, a lo largo de los últimos seis años académicos la universidad pública ha perdido 5.719 profesores funcionarios, mientras que el número de contratados ha aumentado en 4.109 y suponen ya el 52% de la plantilla, frente al tope del 49% que marca la Ley de Universidades, ha denunciado. Ramón Caballero ha opinado que el departamento que dirige en funciones Pedro Duque es "sensible" ante la situación, pero ha lamentado que se esté argumentando "la complicada situación política" para no intentar arreglar la situación.