The objective

Today

Información verificada al momento

Información verificada al momento

La UE destina 3.000 millones de euros más de ayuda para refugiados en Turquía

Redacción TO

La Comisión Europea ha lanzado este miércoles un nuevo tramo de ayuda de 3.000 millones de euros para los refugiados sirios en Turquía, en el marco del pacto cerrado con Ankara en 2016 para frenar la llegada de migrantes a Europa.

“Las llegadas irregulares y peligrosas se mantienen un 97% por debajo del período previo a la firma del acuerdo”, ha indicado el ejecutivo comunitario en un comunicado al anunciar la activación de esta nueva ayuda para los solicitantes de asilo.

En plena crisis migratoria en las costas griegas, la UE y Turquía cerraron en marzo de 2016 un acuerdo por el que Ankara se comprometió a acoger en su suelo a los refugiados sirios que huyen de la guerra en su país, a cambio de contrapartidas europeas.

Además, los turcos aceptaron acoger a los sirios que llegasen a Grecia desde que firmaron el pacto y, por cada uno de ellos devuelto, la UE reinstalaría en sus países a un refugiado sirio desde Turquía.

Los 28 países debían destinar así 3.000 millones de euros entre 2016 y 2017 para distintos proyectos que mejoraran la acogida de los refugiados en Turquía. A partir de 2018, los europeos debían “movilizar una financiación adicional” por la misma suma si se cumplían los compromisos del acuerdo.

El comisario europeo de Migraciones, Dimitris Avramopoulos, ha estimado este miércoles en rueda de prensa que 1.000 millones de euros deben partir del presupuesto común europeo, mientras que el resto debería aportarlo los países del bloque.

Además, ha defendido que todos los fondos del primer tramo de ayuda han sido adjudicados, pese a las críticas recurrentes de Ankara sobre la lentitud de los europeos en desbloquear los fondos.

De los 3.000 millones de euros iniciales, la UE ha destinado 1.380 millones a proyectos de ayuda humanitaria para necesidades básicas como educación y salud, mientras que otros 1.600 millones se han adjudicado a proyectos a largo plazo como la mejora de infraestructuras educativas.

Ankara ha lamentado recientemente que pese a cumplir los criterios para que la UE liberalice los visados para ciudadanos turcos, la prerrogativa no se ha puesto en marcha todavía.

Entre los criterios requeridos por la UE figura en particular una modificación de la legislación antiterrorista turca, considerada demasiado rígida, aunque las autoridades turcas, que sufrieron un intento golpista en julio de 2016, la rechazan tajantemente, informa AFP.