La rumana 'Touch me not', Oso de Oro en una Berlinale marcadamente femenina

Cultura

La rumana 'Touch me not', Oso de Oro en una Berlinale marcadamente femenina

Touch me not, una película rumana sobre el sexo y la intimidad dirigido por la rumana Adina Pintilie, ganó este sábado el Oso de Oro de la Berlinale, en un palmarés marcadamente femenino y en el que Paraguay fue recompensado por partida doble. Touch me not es un largometraje a medio camino entre la ficción y el documental, basado en tres personajes que buscan penetrar en la intimidad, pese a sus bloqueos personales.

Touch me not, una película rumana sobre el sexo y la intimidad dirigida por Adina Pintilie, ganó este sábado el Oso de Oro de la Berlinale, en un palmarés marcadamente femenino y en el que Paraguay fue recompensado por partida doble. Touch me not es un largometraje a medio camino entre la ficción y el documental, basado en tres personajes que buscan penetrar en la intimidad, pese a sus bloqueos personales.

«Para mucha gente, este no será un filme cómodo, le retamos a usted, espectador, a dialogar y mirarse a sí mismo», dijo la directora, de 38 años. De las cuatro mujeres directoras en liza sobre 19 películas, dos fueron recompensadas con los mayores galardones, ya que la polaca Malgorzata Szumowska recibió el Gran Premio del Jurado por Twarz. «Creo que esta semana (de Festival) lo demostró por los filmes realizados por mujeres formidables sobre mujeres formidables: replicamos y creo que está muy bien así», dijo el director de la Berlinale, Dieter Kosslick, tras un certamen marcado por la campaña #MeToo sobre el acoso y los abusos sexuales.

Las herederas, del paraguayo Marcelo Martinessi, una obra feminista en la que apenas aparecen hombres, recibió el Oso de Plata a la Mejor Actriz (Ana Brun) y el Oso de Plata Alfred Bauer, como película que abre nuevas perspectivas. La cinta, que retrata a una mujer homosexual burguesa ya entrada en años que busca un nuevo comienzo, hizo así historia, puesto que se trata de la ópera prima del director y del primer filme de Paraguay en la máxima competición de la Berlinale. «Vivimos en una sociedad conservadora y si estamos abriendo las mentes y abriendo puertas en Paraguay, entonces este filme aportará mucho», dijo Martinessi, cuyo filme también fue recompensado con el premio FIPRESCI de la crítica internacional.

La cinta explora el universo femenino a través de Chela (Ana Brun), que vive con su pareja Chiqui (Margarita Irún), con quien ya apenas comparte nada. Cuando Chiqui es encarcelada debido a las deudas económicas de ambas, Chela lo vivirá como una liberación que le permitirá reencontrarse a sí misma. Para el cineasta, no solo se trata de defender «la diversidad sexual sino el hecho de que las mujeres tienen un papel clave en construir historias en una sociedad latinoamericana machista».

Emocionada, Ana Brun, abogada de profesión y que hasta ahora había actuado esencialmente en el teatro, dedicó el premio «a todas las mujeres en (su) país que luchan». Brun explicó en la Berlinale que el rol refleja parte de su vida, marcada por «las heridas» y a la vez por la determinación de salir adelante. Añadió que para su rol se inspiró en su abuela y en su época, en la que las mujeres «no podían tomar parte en las conversaciones» y lo que sucedía era «en secreto».

La segunda película latinoamericana en liza en la Berlinale, Museo, del mexicano Alonso Ruizpalacios, con Gael García Bernal, también se alzó con un premio: el Oso de Plata al Mejor Guion. Ruizpalacios, cuya película hace revivir el robo en el Museo de Antropología de México perpetrado en 1985 por dos estudiantes de veterinaria, dedicó el premio a «todos los mexicanos». El director recordó que el hurto se produjo poco después del catastrófico sismo que dejó unos 10.000 muertos en México y que 32 años después, se produjo un nuevo temblor. «En estas situaciones, los mexicanos demostramos de lo que somos capaces», dijo.

El director estadounidense Wes Anderson ganó el Oso de Plata al mejor director por La isla de los perros, una de las favoritas de la crítica, y el francés Anthony Bajon recibió el premio al mejor actor por su actuación en La Prière, según el jurado presidido por Tom Tykwer.

En la sección Panorama, la segunda en importancia del festival, el Premio del Público para el Mejor Documental fue a parar a El silencio de los otros, producido por el cineasta español Pedro Almodóvar. La cinta -que se llevó asimismo el Premio de la Paz- acompaña a las víctimas de los crímenes cometidos durante el franquismo en su lucha por la justicia.