La repatriación a Noruega de la mujer de un yihadista amenaza con romper el Gobierno

Política y Conflictos

La repatriación a Noruega de la mujer de un yihadista amenaza con romper el Gobierno
Foto: Terje Bendiksby

En 2013, una mujer de origen noruego-paquistaní se mudó a Siria, donde se casó dos veces en territorio del Estado Islámico y tuvo dos hijos. Ahora ha sido repatriada a Noruega, y su vuelta ha provocado la salida del Partido del Progreso (FRP), de derechas y de fuerte corte anti-inmigración, del gobierno de coalición. «El vaso está lleno», ha declarado en una conferencia de prensa la líder del partido.

La repatriación de la mujer de 29 años y sus hijos se ha producido por razones humanitarias. Uno de los niños está gravemente enfermo. Favorable al regreso de los menores, el FRP se oponía a repatriar a la madre, pero los otros tres partidos de la coalición de gobierno ignoraron esas objeciones y aceptaron a título excepcional el regreso de los tres miembros de la familia, al juzgar que se trataba de la única solución posible para salvar al niño de cinco años.

Acusada de haber sido miembros de dos organizaciones terroristas, el Frente Al Nosra y el Estado Islámico, la madre se encontraba en el momento de su expatriación bajo control kurdo, detenida en el campo Al Hol.

Desde su llegada a Noruega el viernes por la noche, la familia se encuentra bajo vigilancia y observación médica en un hospital de Oslo, y varios medios noruegos informaron el pasado lunes de que la mujer podría permanecer en custodia al menos durante las próximas cuatro semanas. La acusada rechaza los cargos y afirma haber sido retenida contra su voluntad en Siria.

Por otra parte, la partida de FRP priva al gobierno de derecha de su mayoría parlamentaria pero no provocará necesariamente la caída de la coalición encabezada por los conservadores de la primera ministra Erna Solberg.