The objective

Today

Información verificada al momento

Información verificada al momento

La Policía Nacional desarticula una organización de trafico ilegal en pateras

Redacción TO
Última actualización: 20 Oct 2017, 4:00 pm CET
Foto: Miguel Paquet | EFE

La Gendarmería de Marruecos ha detenido, en colaboración con la Policía Nacional de España, a dos máximos responsables de una organización de traslados ilegales en patera en territorio marroquí. La orden internacional de detención dictada por el Juzgado de Instrucción número tres de Telde, en las Palmas. Los 30 miembros restantes de la organización, que ya habían sido arrestados y condenados, eran pateristas contratados por los detenidos para vigilar las embarcaciones. La Policía Nacional ha entrevistado a más de 1.500 migrantes introducidos ilegalmente por la organización, cuyas declaraciones han resultado cruciales para culminar la investigación.

,A los detenidos se les imputan ocho delitos de homicidio imprudente por el fallecimiento de varias personas en una de las travesías, además de un delito de favorecimiento a la inmigración ilegal. Esta investigación de la Policía Nacional fue iniciada en 2014, y gracias a ella ha sido posible la desarticulación de la organización criminal, dedicada trasladar de manera irregular a ciudadanos subsaharianos desde El-Aaiún, Marruecos, con destino a las Islas Canarias por medio de pateras.

Los agentes detectaron la implantación en El-Aaiún de una organización criminal que poco a poco se fue haciendo con la exclusividad del tráfico ilegal de inmigrantes desde dicha zona hasta las Islas Canarias. La identidad del principal sospechoso, un hombre de origen senegalés, ha sido descubierta gracias a las declaraciones de los propios inmigrantes trasladados en las pateras.

En marzo de 2015 se llevó a cabo cerca de Gran Canaria el rescate de una patera ocupada por 13 inmigrantes de origen subsahariano que habían permanecido a la deriva durante cinco días, sin alimentos ni agua y con el motor averiado. Tras realizar las primeras entrevistas con los supervivientes se llegó a la conclusión que habían fallecido al menos ocho personas, cuyos cadáveres habían sido arrojados por la borda. Estas mismas declaraciones confirmaron que el hombre de origen senegalés identificado como sospechoso fue el organizador del viaje de dicha patera.

Para trasladarse en la patera, los inmigrantes debían pagar un precio que oscilaba entre los 500 y los 3.000 euros.

En otros casos el rescate no fue posible y las pateras sufrieron accidentes que produjeron el ahogamiento de varios de los inmigrantes que viajaban en ellas, algunos de ellos niños. Debido a uno de estos accidentes, que tuvo lugar frente a costas marroquíes, se ha tenido constancia de al menos cuatro pateras tripuladas por miembros de esta organización que sufrieron algún tipo de accidente, con casi 150 personas desaparecidas, entre ellos varios menores.

Con la detención de 32 personas en total, 30 de las cuales ya han ingresado en prisión, esta operación es la desarticulación de la organización criminal más importante en este momento dedicada al favorecimiento de la inmigración ilegal con destino a las Islas Canarias.