La policía detiene a otro hombre en relación con el atentado de Mánchester

Política y Conflictos

La policía detiene a otro hombre en relación con el atentado de Mánchester

La policía británica ha conformado este viernes la detención de otro hombre en Mánchester en relación con el atentado terrorista del lunes, mientras continúan las redadas y registros en varios domicilios como parte de la investigación.

La policía británica ha confirmado este viernes la detención de otro hombre en Mánchester en relación con el atentado terrorista del lunes, mientras continúan las redadas y registros en varios domicilios como parte de la investigación.

En un comunicado en Twitter, la policía corroboró que durante la madrugada del viernes un varón fue arrestado en el barrio periférico de Moss Side y que en estos momentos hay ocho varones bajo custodia, que están siendo interrogados, después de que un hombre y una mujer fueran puestos en libertad sin cargos.

La investigación se lleva a cabo después de que el terrorista suicida Salman Abedi, de 22 años, nacido en el Reino Unido pero de origen libio, detonara un explosivo casero en el exterior estadio Manchester Arena, donde acababa de celebrarse un concierto, causando 22 muertos y numerosos heridos, muchos de ellos niños.

Según la policía, en las últimas horas se han efectuado redadas en viviendas no especificadas de Mánchester, así como en una propiedad de St Helens, en el área de Merseyside, en el norte de Inglaterra. La policía añade que la investigación «avanza a un ritmo rápido«.

En cuanto a los heridos, las autoridades sanitarias de Mánchester ha informado de que cinco adultos y cinco niños continúan en estado crítico y otras 32 personas siguen ingresadas con heridas de diversa consideración, informa EFE.

Ante la posibilidad de otro ataque inminente, soldados de las Fuerzas Armadas han sustituido a la policía en puestos de vigilancia estratégicos, entre ellos algunos de los puntos más turísticos de Londres, y agentes armados han comenzado a patrullar en los trenes de todo el país. El Gobierno británico elevó la alerta por amenaza terrorista contra el Reino Unido a su máximo nivel, «crítico», que contempla que otro atentado pueda producirse en este país de manera inminente.