La policía de Nueva York se disculpa por su intervención en los disturbios de Stonewall en 1969

Mundo Ethos

La policía de Nueva York se disculpa por su intervención en los disturbios de Stonewall en 1969
Foto: Angela Weiss

El jefe de la policía de Nueva York ha pedido perdón por la represión contra la comunidad homosexual y transexual durante los disturbios de Stonewall en junio de 1969.

«Lo que ocurrió no debería haber ocurrido, las acciones de la policía de Nueva York fueron un error», declaró James O’Neill el jueves seis de junio, a pocos días del 50° aniversario de esos disturbios que marcaron un antes y un después en la lucha por los derechos LGTBI, ya que se considera el fermento fundamental de los derechos de esta comunidad.

«Los actos y las leyes eran discriminatorios y tiránicos y, por ello, me disculpo«, manifestó O’Neill en una rueda de prensa dedicada a las medidas de seguridad que rodean los numerosos actos organizados de aquí a finales de junio con motivo de ese aniversario.

Todo comenzó el 28 de junio de 1969 con una manifestación de miembros de la comunidad homosexual contra una enésima redada policial en el Stonewall Inn, un conocido bar gay del barrio de Greenwich Village. Su movilización provocó una semana de disturbios y el nacimiento de un gran movimiento de lucha a favor de los derechos de los homosexuales que resonó por todo Estados Unidos. Al año siguiente se celebró la primera marcha del orgullo gay en la ciudad.

En los últimos días, varias personas y organizaciones habían pedido a la policía que pidiera perdón por esos sucesos, incluido el número dos del consejo municipal, Corey Johnson, abiertamente homosexual, y los organizadores del Gay Pride.

El aniversario se celebrará con una serie de manifestaciones y eventos culturales que culminarán el 30 de junio con el WorldPride, el mayor acontecimiento de la comunidad LGTBI del mundo. La policía de Nueva York prevé la llegada de más de tres millones de visitantes este mes por esos eventos.

El alcalde de la ciudad, Bill de Blasio, anunció el 31 de mayo que la ciudad iba a dedicar un monumento a dos mujeres transgénero, heroínas de la lucha por los derechos LGTB y participantes en los disturbios de Stonewall, informa France-Presse.