La Policía de Hong Kong afirma que los manifestantes "se volvieron locos" en las protestas

Política y Conflictos

La Policía de Hong Kong afirma que los manifestantes "se volvieron locos" en las protestas
Foto: Jerome Favre

La Policía de Hong Kong ha condenado este lunes la actitud de los manifestantes durante las protestas del domingo y ha asegurado que estos «se volvieron locos» durante los enfrentamientos entre agentes y jóvenes en un centro comercial, que acabaron con 28 heridos y 40 detenidos, informa Efe. Así lo ha expresado durante un encuentro con los medios celebrado en la mañana del lunes el jefe de la Policía, Stephen Lo Wai-chung, que ha hecho pública su «más enérgica condena» por los hechos.

La protesta de ayer que tuvo lugar en la zona residencial de Sha Tin transcurrió en paz hasta última hora de la tarde y aglutinó, según los organizadores, a unas 100.000 personas. Sin embargo, en las últimas horas del día comenzaron las trifulcas después de que los policías utilizasen spray pimienta contra un grupo de manifestantes, que respondieron arrancando las medianas de la carretera para construir barricadas improvisadas.

Poco antes de las 22:00 horas (14:00 en España), los enfrentamientos pasaron a producirse dentro de un conocido centro comercial de la zona, al que accedieron efectivos antidisturbios para tratar de dar caza a cientos de manifestantes enmascarados. En el recinto, algunos manifestantes lanzaron paraguas, botellas de plástico y cascos contra los agentes, que respondieron golpeándolos con porras y escudos. 28 personas han sido ingresadas en hospitales debido a diversas lesiones: dos de ellas permanecen en estado crítico, mientras que ocho han sido dadas de alta. Asimismo, hubo 40 detenidos por reunión ilegal y ataques a los agentes.

Esta fue una de las numerosas manifestaciones que se han registrado en las últimas semanas en la excolonia británica en protesta por el proyecto de ley de extradición impulsado por la jefa del Ejecutivo, Carrie Lam. Esta normativa permitiría a Hong Kong extraditar a sospechosos a otras jurisdicciones con las que no tiene acuerdo previo, como la China continental. Los opositores al proyecto consideran que esto pondría en peligro muchos derechos y libertades de los que actualmente gozan los ciudadanos hongkoneses.

Pese a que Lam dio por «muerto» al proyecto el pasado día 9 de julio, los manifestantes continúan con las protestas, que muestran el descontento de muchos hongkoneses con lo que consideran una mayor intervención de Pekín en los asuntos de la ciudad autónoma. Otra de las demandas de los manifestantes, la dimisión de Lam, sigue sin respuesta, y este un alto cargo del Gobierno ha calificado de «infundadas» las informaciones publicadas por medios internacionales, que aseguraban que la dirigente habría ofrecido renunciar a su cargo, acción que se habría encontrado con la negativa del Ejecutivo de Pekín. Las protestas continuarán en los próximos días: la siguiente está convocada para este miércoles por un grupo de ancianos denominado «Clan del Pelo Plateado«.