La ONU alerta sobre la grave situación de los civiles en ciudades sitiadas sirias

General

La ONU alerta sobre la grave situación de los civiles en ciudades sitiadas sirias

Zabadani y Madaya, en la provincia de Damasco, están sitiadas por las tropas del gobierno sirio y sus aliados. Mientras que Fua y Kefraya, ciudades chiíes progubernamentales, en la provincia de Idleb, están rodeadas por los rebeldes. «Unos 60.000 inocentes están atrapados por la violencia cotidiana y la precariedad, afectados por la malnutrición y la ausencia de servicios médicos», ha denunciado Al Zaatari.
Si no se actúa de forma inmediata, «la situación va a conducir a una catástrofe humanitaria», ha añadido el responsable de la ONU, para quien es fundamental que se respete «el principio de dejar entrar la ayuda humanitaria a los civiles en total libertad». La última vez que esas cuatro ciudades recibieron ayuda humanitaria fue en noviembre de 2016. «Debemos actuar ahora, la gente no puede esperar más», ha reiterado Al Zaatari. Según la ONU, 600.000 personas viven en poblaciones sitiadas y 4,12 millones en zonas de difícil acceso.

Un alto responsable de la ONU ha realizado este martes un llamamiento a las partes en conflicto en Siria para que permitan la entrada de ayuda humanitaria en las localidades sitiadas, ante el temor a una «catástrofe inminente». Unas 60.000 personas de las ciudades de Zabadani, Madaya, Fua y Kefraya están en peligro, ha advertido el coordinador humanitario de la ONU en Siria, Ali al Zaatari.