La ola de aire frío procedente de Siberia congela Europa

General

La ola de aire frío procedente de Siberia congela Europa
Foto: Luis Tejido

La ola de aire frío procedente de Siberia mantiene en alerta a gran parte de Europa y ha dejado en cuatro días una veintena de muertos en Este. En el caso de España, la nieve es la protagonista en numerosos puntos del país con alerta en  40 provincias de 14 comunidades debido también a las bajas temperaturas, riesgo de aludes, intenso oleaje, rachas intensas de viento, informa la Agencia de Meteorología (Aemet) en su web.

También la Dirección General de Tráfico (DGT) informa de problemas en carreteras donde es necesario el uso de cadenas. El temporal de nieve está afectando a 201 carreteras y puertos de montaña, «11 de ellos cerrados y en 52 se requiere el uso de cadenas» .

A primera hora de la mañana, la situación más complicada se encontraba en las provincias de Huesca, Teruel, Castellón y Valencia, según los últimos datos facilitados por la Dirección General de Tráfico (DGT)

Aragón tiene activada la alerta naranja en Huesca y Zaragoza por nevadas que se prevé que dejen acumulaciones entre los 5 y 35 centímetros en áreas de las Cinco Villas, Ribera del Ebro y Pirineo oscense, y aviso amarillo en Huesca por viento, aludes y temperaturas mínimas, y en Teruel por nieve.

En Castilla y León, las provincias  de Burgos, León, Palencia, Soria y Zamora  tienen aviso naranja por nevadas en la meseta con una precipitación acumulada de 6 centímetros en 24 horas; en Ávila y en Salamanca hay alerta amarilla por lluvias que dejarán 40 litros por metro cuadrado en 12 horas y en Valladolid, por nieve.

Toda Cataluña continúa en alerta naranja por nevadas en el Pirineo, prepirineo, prelitoral en casi cualquier cota y alerta amarilla por viento, aludes y oleaje en las provincias de Gerona y Lérida.

Las comunidades de Navarra, La Rioja y País Vasco continúan en alerta naranja por nevadas, viento o aludes. Las nevadas están siendo intensas desde la madrugada y la playa de la Concha en San Sebastián ha amanecido con un manto blanco, mientras que en Bilbao se han suspendido las clases.

En Galicia hay aviso naranja por nieve en Lugo y Orense y por fuerte oleaje que alcanzará entre los 5 y 6 metros en el litoral de La Coruña.

En la provincia de Castellón se mantiene el aviso naranja por nevadas en zonas del interior norte que acumularán 6 centímetros en 24 horas, mientras que en Andalucía, todas las provincias tienen alerta amarilla por lluvias, tormentas, oleaje o rachas fuertes de viento.

El temporal marítimo también afecta con intensidad a las Canarias donde todas las islas mantienen el aviso naranja por fuerte oleaje (olas entre 5 y 6 metros)y por rachas de viento que podrán alcanzar hasta 95 kilómetros por hora.

Las provincias de Ciudad Real, Cuenca y Toledo (Castilla La-Mancha), Badajoz y Cáceres (Extremadura) y las comunidades de Asturias y Cantabria siguen con aviso amarillo por nieve, oleaje, temperaturas mínimas o viento.

Fallecidos en Europa 

Esta ola de frío, que los tabloides británicos han apodado La Bestia del Este, ha causado ya una veintena de víctimas mortales en todo el continente.

Las temperaturas seguirán siendo glaciales el miércoles, con menos -24°C en lugares de Alemania, -29°C en Estonia y -18°C en República checa.

Al menos 24 personas han muerto a causa del frío desde el viernes: nueve en Polonia de los cuales cinco durante la noche del lunes al martes, cuatro en Francia, entre ellos una nonagenaria hallada muerta frente al portal del hogar para ancianos donde residía, cinco en Lituania, tres personas sin domicilio fijo en República checa, dos en Rumania, entre ellos una mujer de 83 años hallada el martes cubierta de nieve en la calle, y un sin domicilio en Italia.

En Estonia, el frío ha causado en el mes de febrero siete muertes. En Lituania, las temperaturas cayeron hasta los -26 grados.

 

La ola de aire frío procedente de Siberia congela a toda Europa 1
Obligan a los sin techo a dormir en refugios en Bélgica. | Foto: Geert Vanden Wijngaert / AP

Debido a la ola de frío y nieve, algunas escuelas han sido cerradas en Italia, que se prepara a celebrar este domingo elecciones legislativas. En Nápoles, el aeropuerto tuvo que cerrar el martes durante unas horas y los servicios de autobús suspendidos debido al hielo. La región alrededor de esta ciudad no había visto tanta nieve desde 1956. La isla de Capri, Pompeya y las playas de la costa quedaron cubiertas por una fina capa de nueve.

Otro de los puntos más gélidos del continente se ha ubicado en Glattalp, en Suiza, donde la temperatura ha caído a -38 grados, algo extremo incluso para la altitud del lugar (1.850 metros), según la agencia helvética ATS.

En Francia, donde el clima fue muy frío pero seco, los meteorólogos anuncian nevadas en gran parte del país, aunque al final de la semana las temperaturas subirán bruscamente, hasta ser casi primaverales.

En todo el continente, las autoridades han habilitado refugios de emergencia para las personas que carecen de techo.

El alcalde de Etterbeek, en Bélgica, ha ordenado que quienes pretendan dormir en la calle bajo estas condiciones serán obligados a ser llevados a refugios. El alcalde se ampara en el «elevado riesgo» que supone el frío para la vida de estos sin techo.

En Berlín, donde se registraron -14°C el martes, la preocupación por la situación de los sin techo condujo a las autoridades a proporcionar 100 camas más en los refugios de la ciudad, que tienen en total 1.200 camas. Más del 90 por ciento de ellas están ocupadas, según la radio pública.

Este clima contrasta con las condiciones en el propio Ártico, donde se está padeciendo esta semana una inusual «ola de calor», según el Instituto europeo de Geociencias. Los meteorólogos han documentado temperaturas por encima de cero en algunos lugares del Ártico, lo que ha generado enorme sorpresa entre muchos expertos.