La Junta de Extremadura ofrece a Greta Thunberg un coche eléctrico para viajar de Lisboa a Madrid

Energía y Medioambiente

La Junta de Extremadura ofrece a Greta Thunberg un coche eléctrico para viajar de Lisboa a Madrid

La Junta aclara que así Greta Thunberg podrá observar la dehesa extremeña, «el mejor exponente de ecosistema de lucha contra el cambio climático»

La Junta de Extremadura ha ofrecido un coche eléctrico a la activista sueca Greta Thunberg para que pueda viajar desde Lisboa a Madrid para asistir a la Cumbre del Clima respetando el medio ambiente.

La activista de 16 años ha puesto un comentario en Twitter en el que ha explicado que habían tenido que «reducir la velocidad del viaje para evitar la meteorología adversa». Aunque ha aclarado que están «de nuevo en marcha a toda velocidad» y que espera llegar a Lisboa «a principios de diciembre».

 

La Consejería de Transición Ecológica y Sostenibilidad de Extremadura ha respondido al tuit ofreciendo a la joven activista un coche eléctrico para que pueda «viajar de Lisboa a Madrid respetando el medio ambiente«, merced a una colaboración privada.

https://twitter.com/Junta_Ecologica/status/1197516973099438081?s=20

 

Fuentes de la consejería han explicado a Efe que el viaje de la joven a Madrid le permitirá «observar la dehesa extremeña, el mejor exponente de ecosistema de lucha contra el cambio climático«.

La activista zarpó de Estados Unidos el pasado miércoles 13 de noviembre abordo de un catamarán, patroneado por una pareja de australianos. Tras más de dos meses en América del Norte, Greta Thunberg ha puesto rumbo a Europa para asistir a la COP25, la cumbre climática de la ONU que se celebrará en Madrid entre el 2 y el 13 de diciembre tras ser suspendida en Chile por la crisis política que atraviesa.

Pero no solo Thunberg ha tenido que adaptarse a este cambio. Las organizaciones no gubernamentales han tenido  que adaptar su estructura interna a contrarreloj para «organizar en un mes lo que normalmente requiere un año«, ha señalado a Efe Mar Asunción, responsable del programa Energía y Clima de WWF España. Algo que también le ha ocurrido a GreenPeace España.

Aunque se trata de un reto, «el desafío de la emergencia climática es aún mayor y, por tanto, si somos capaces de organizar una COP en un mes, tenemos que ser mucho más capaces de acelerar nuestra acción climática«, ha concluido Asunción.

Desde el Gobierno español se espera que esta cumbre abra «un nuevo ciclo» y que la negociación climática internacional de paso a una nueva fase «de acción» y de mayor ambición para combatir la emergencia climática, porque lo que hay sobre la mesa «es claramente insuficiente», ha explicado la ministra en funciones para Transición Ecológica, Teresa Ribera.

Para la ministra, la COP es una «oportunidad» para movilizar a la sociedad civil y para que España «redimensione lo que se entiende por progreso y desarrollo» y materialice la acción climática urgente que recoge el propio logotipo de la conferencia Time por Action (Tiempo para la Acción).

La Cumbre del Clima costará unos 60 millones de euros y su impacto económico en toda la Comunidad de Madrid rondará los 100 millones. Aunque Ribera ha matizado que se trata de «cifras abiertas», ya que hay una «indefinición» del coste total de la reunión.

No obstante, ha detallado que el presupuesto será sufragado por diferentes vías, como son las inversiones o desembolsos desarrollados previamente por Chile y trasladables a Madrid, otra parte cubierta por contribuciones internacionales que igualmente tenía programadas Chile y por nuevos patrocinios «asociados a la disminución del coste».