La cumbre de la UE acaba sin un acuerdo sobre los nuevos altos cargos de sus instituciones

Mundo Ethos

La cumbre de la UE acaba sin un acuerdo sobre los nuevos altos cargos de sus instituciones
Foto: Dario Pignatelli

Los líderes de la Unión Europea no han logrado llegar a un acuerdo sobre la renovación de la jefatura de sus principales instituciones, como la Comisión Europea y el Consejo Europeo, por lo que han convocado otra cumbre el 30 de junio con el objetivo de consensuar los nombres antes de que empiece a funcionar la nueva Eurocámara.

El objetivo de la primera jornada de la cumbre celebrada el jueves en Bruselas era decidir quiénes ocuparán la presidencia de la Comisión Europea y del Consejo Europeo, el cargo de alto representante para la Política Exterior Comunitaria y la presidencia del Banco Central Europeo, un puesto que responde más a criterios técnicos que políticos pero que se ha incluido en el paquete.

«No ha habido una mayoría para ningún candidato. El Consejo Europeo ha acordado que es necesario tener un paquete que refleje la diversidad de la Unión Europea. Nos reuniremos de nuevo el 30 de junio», ha informado el presidente del Consejo Europea, Donald Tusk, en una rueda de prensa al término del encuentro.

Tras abordar durante la tarde los puntos relativos a asuntos exteriores y al cambio climático, entre otros, los líderes europeos celebraron una cena a puerta cerrada, sin asesores ni teléfonos móviles, en la que el objetivo era el reparto de cargos, pero no se logró llegar a un acuerdo en más de cuatro horas.

Aunque en los últimos días se han intensificado los contactos entre los jefes de Gobierno, los partidos políticos y el Parlamento Europeo, el encuentro del jueves comenzó con pocas posibilidades de llegar a un acuerdo.

El Partido Popular Europeo (PPE), ganador de las elecciones europeas, reclama la presidencia de la Comisión Europea y respalda para ello al alemán Manfred Weber, su cabeza de lista en las elecciones.

Por su parte, el candidato socialista es el vicepresidente de la Comisión Europea, el holandés Frans Timmermans, mientras que la liberal es la comisaria danesa de Competencia, Margrethe Vestager. Ninguno de ellos ha conseguido el apoyo mayoritario de los líderes, pero esto no significa que hayan quedado automáticamente fuera de la contienda.

«Necesitamos más tiempo para discutir todo el panorama y por eso volveremos sobre tema a finales de junio. Hoy es demasiado pronto para prejuzgar nombres y puestos», ha dicho Tusk.

En las quinielas para los diferentes cargos aparecen también los nombres del negociador europeo del Brexit; el conservador francés Michel Barnier; el primer ministro belga, Charles Michel; el holandés, Mark Rutte; la excomisaria europea y actual directora general del Banco Mundial, la búlgara Kristalina Georgieva, y la presidenta de Lituania, Dalia Grybauskaite.

El objetivo de los líderes sigue siendo encontrar un acuerdo antes del próximo 2 de julio, cuando se celebrará la primera sesión del nuevo Parlamento Europeo, en la que los eurodiputados elegirán a su presidente, informa Efe.