The objective


Notice: Trying to get property 'term_id' of non-object in /var/www/staging/wp-content/themes/newobjective/functions-includes/api-functions/getters.php on line 50

Notice: Trying to get property 'term_id' of non-object in /var/www/staging/wp-content/themes/newobjective/functions-includes/api-functions/getters.php on line 51

Notice: Trying to get property 'slug' of non-object in /var/www/staging/wp-content/themes/newobjective/functions-includes/api-functions/getters.php on line 52

Notice: Trying to get property 'name' of non-object in /var/www/staging/wp-content/themes/newobjective/functions-includes/api-functions/getters.php on line 53

Notice: Trying to get property 'term_id' of non-object in /var/www/staging/wp-content/themes/newobjective/functions-includes/api-functions/getters.php on line 50

Notice: Trying to get property 'term_id' of non-object in /var/www/staging/wp-content/themes/newobjective/functions-includes/api-functions/getters.php on line 51

Notice: Trying to get property 'slug' of non-object in /var/www/staging/wp-content/themes/newobjective/functions-includes/api-functions/getters.php on line 52

Notice: Trying to get property 'name' of non-object in /var/www/staging/wp-content/themes/newobjective/functions-includes/api-functions/getters.php on line 53

Today

Información verificada al momento

Información verificada al momento

La Comisión Europea advierte de un "riesgo de cierto desvío" en el presupuesto español

Redacción TO

La Comisión Europea ha advertido este viernes que el plan presupuestario de España para 2019 podría desviarse del esfuerzo para reducir el déficit reclamado por la Unión Europea (UE), en una carta en la que solicita más información sobre las medidas previstas.

La UE exigió al gobierno español en julio un esfuerzo estructural del 0,65% del PIB, si bien el primer plan presupuestario enviado por el gobierno del socialista Pedro Sánchez el pasado 15 de octubre lo reduce al 0,4%, apunta Bruselas en la misiva remitida a Madrid.

"No podemos excluir el riesgo de alguna desviación del esfuerzo requerido", agrega el ejecutivo comunitario en su carta, subrayando la "limitada información disponible" y reclamando para el lunes más información sobre las medidas anunciadas.

El gobierno español ha relativizado en un breve comunicado las observaciones de Bruselas, asegurando que el ajuste estructural del 0,4% "se sitúa dentro de los márgenes de flexibilidad" de las reglas europeas, y se ha comprometido a responder "dentro del plazo".

Días antes de enviarlo a Bruselas, el gobierno español alcanzó un principio de acuerdo con su principal aliado, Podemos, para el presupuesto de 2019 que contempla un notable aumento del salario mínimo e impuestos sobre las grandes fortunas.

Sin mayoría parlamentaria, con 84 diputados de 350, Sánchez, que llegó al poder en junio tras una moción de censura contra su predecesor, el conservador Mariano Rajoy, debe convencer a nacionalistas vascos y a independentistas catalanes para aprobar su presupuesto.

La Comisión Europea toma nota de la situación y reclama a Madrid que le envíe "lo antes posible" el proyecto de ley de presupuestos finalmente presentado ante el parlamento, "en caso de que existan diferencias sustanciales" con el actual documento en sus manos.

España es el único país de la zona euro que continúa en el conocido como procedimiento de déficit excesivo por presentar un déficit público superior al 3% del PIB que prevén las reglas europeas del Pacto de Estabilidad y Crecimiento.

Tras un 3,1% en 2017, Madrid espera pasar bajo el límite europeo y registrar un 2,7% en 2018, medio punto por encima del objetivo que acordó con Bruselas el anterior gobierno. Para 2019, estima un déficit del 1,8%.

Además de España, Bruselas envió cartas reclamando más información a otros cinco países de la zona euro: Francia, Bélgica, Portugal, Eslovenia e Italia. No obstante, a este último, le advierte de un desvío presupuestario "sin precedentes".

La Comisión debe presentar su opinión sobre los presupuestos nacionales en la segunda quincena de noviembre. Aunque nunca ha ocurrido, puede llegar incluso a rechazar el presupuesto de un país, que en última instancia se enfrenta a sanciones.