La Casa Real ahorró 533.732 euros de su presupuesto de 7,8 millones en 2018

Cultura

La Casa Real ahorró 533.732 euros de su presupuesto de 7,8 millones en 2018
Foto: Thibault Camus

La Casa Real ahorró 533.732,60 euros durante 2018 del total de los 7,88 millones de euros que el Estado le asignó como presupuesto en ese ejercicio para el desarrollo de sus funciones. Este dato se recoge en la documentación sobre la información económica de las cuentas del pasado año, que la Casa del Rey ha compartido en su página web en aplicación de las medidas de transparencia impulsadas por Felipe VI desde que comenzó su reinado en junio de 2014.

El superávit contabilizado en 2018 por el organismo se une al que ya obtuvo en el año anterior, que fue de 247.843 euros, y en 2016, que se cifró en 900.051 euros.

Del total del presupuesto del pasado año, 679.818 euros iban destinados a retribuciones de los miembros de la familia real; 3,83 millones a gastos de personal; 2,78 millones a gastos corrientes; 477.000 euros a inversiones reales, y 112.000 al fondo de contingencia.

El sueldo anual de Felipe VI durante el pasado año fue de 242.769 euros brutos y el de la reina Letizia, de 133.530 euros, mientras que don Juan Carlos percibió 194.232 euros y doña Sofía, 109.260.

Respecto a las retribuciones de los altos cargos de Zarzuela, el jefe de la Casa del Rey, Jaime Alfonsín, ganó el pasado año 140.374,3 euros brutos, seguido del secretario general, Domingo Martínez Palomo, con 137.951,9 euros.

A la conclusión del pasado ejercicio, las cuentas de tesorería de la Casa del Rey reflejaron un saldo favorable de 5,73 millones de euros. De este dinero, 4,5 millones están en fondos depositados en el Banco de España; 1,08 millones en cuentas de otras entidades bancarias, y el resto, en caja.

Al cierre del pasado ejercicio, la Casa del Rey mantenía deudas con diversos acreedores por valor de 943.474,39 euros. Entre esta cantidad, 307.258,41 euros corresponden a deudas con Hacienda consecuencia de las retenciones realizadas de acuerdo con la legislación vigente en el último trimestre en materia de IRPF, y 136.169,8 euros son remuneraciones pendientes de pago.

Los datos facilitados hoy por la institución que encabeza Felipe VI incluyen los contratos formalizados durante 2018, entre los que está el coste del catering de la recepción de la Fiesta Nacional del 12 de octubre, que tuvo un coste de 35.145 euros, o el celebrado en Palma con representantes de la sociedad civil balear, al que se destinaron 30.250 euros.

Los 440 regalos que recibió la familia real

Los miembros de la familia real recibieron durante 2018 un total de 440 regalos, que en su mayoría tuvieron como destinatario Felipe VI (225), a quien el presidente de EEUU, Donald Trump, obsequió con un estuche de juego de billar y el príncipe heredero saudí, Mohamed bin Salmán, un rosario musulmán.

La Casa del Rey ha divulgado en su página web la relación completa de regalos que recibieron en actividades oficiales los reyes, sus hijas, la princesa Leonor y la infanta Sofía, así como don Juan Carlos y doña Sofía. Es el cuarto año que el Palacio de la Zarzuela, como gesto de transparencia, publica la relación de regalos institucionales, que en su totalidad pasan a manos de Patrimonio Nacional.

Entre los mandatarios extranjeros que visitaron España estuvo Mohamed bin Salmán, en abril de 2018, antes de que se viera envuelto en la polémica por el asesinato del periodista saudí Jamal Khashoggi en el consulado de ese país en Estambul el 2 de octubre. El príncipe heredero regaló a Felipe VI un conjunto de gemelos, un reloj, un anillo, una pluma estilográfica y un rosario musulmán. A la reina le regaló un conjunto de collar, una pulsera, unos pendientes y un anillo, lo mismo que a sus hijas, a las que también les entregó un reloj.

Corbatas, fotografías, gemelos, placas bandejas o platos fueron los regalos más habituales que recibió don Felipe, al igual que numerosos libros, como el titulado «vivir para contarla», del embajador colombiano, y el de Don Quijote en chino.

Hubo otros más originales, como un zurrón de pastor, un balón de rugby, una navaja suiza, un bonsái de olivo, un juego de construcción de máquina picadora, una réplica de vendimiadora o el casco dedicado del piloto Carlos Sainz.

El presidente de Francia, Emmanuel Macron, entregó al monarca un astrolabio planisférico, el de Ecuador, Lenín Moreno, un sombrero artesanal de su país en un estuche tipo maleta, y el boliviano, Evo Morales, optó por un tejido típico.