La cadena japonesa NHK reconoce que una periodista murió por exceso de trabajo

Futuro

La cadena japonesa NHK reconoce que una periodista murió por exceso de trabajo
Foto: Issei Kato

Una periodista de 31 años de la cadena japonesa NHK murió debido a sus largas jornadas de trabajo y a la falta de descanso en el año 2013, ha reconocido este jueves la empresa pública, sumando así un nuevo caso a las muertes por exceso de trabajo en Japón.

Miwa Sado trabajaba en las oficinas de NHK en Tokio, donde en el mes previo a su muerte realizó 159 horas extra y libró solo dos días. La periodista murió como resultado de una “insuficiencia cardiaca congestiva”, ha informado la cadena en un comunicado.

Tres años después de su muerte, la cadena pública ha decidido informar sobre la causa de la muerte de Sado para que las autoridades lo consideren como karoshi, muerte por exceso de trabajo. La familia ha hecho esta petición a la empresa, buscando que no se vuelva a repetir un caso como este.

La periodista cubrió en el periodo de poco más de un mes las elecciones al Gobierno de Tokio y las de la Cámara Alta del Parlamento, que se celebraron el 21 de julio de 2013. La cadena asegura que se toma “muy en serio” su muerte y que está “revisando el sistema de trabajo de los empleados para introducir cambios y así garantizar la salud de sus trabajadores”.

En enero de este año, el Gobierno de Japón aconsejó a sus ciudadanos que dejen de trabajar de forma excesiva para evitar más muertes por esta causa, ya que una quinta parte de la población de este país está en riesgo de morir por exceso de trabajo. Según un sondeo del Gobierno, uno de cada cinco japoneses trabaja más de 80 horas extra cada mes.

En 2015, al menos 2.159 personas se suicidaron en Japón por causas relacionadas con el trabajo, 675 de las cuales lo hicieron por cansancio, según datos del Ministerio de Trabajo.