Juanma Moreno y Juan Marín confirman un acuerdo programático de PP y Cs en Andalucía

Energía y Medioambiente

Juanma Moreno y Juan Marín confirman un acuerdo programático de PP y Cs en Andalucía

Juanma Moreno, presidente del PP andaluz y candidato de este partido a la Presidencia de la Junta de Andalucía,  ha anunciado que su partido ha alcanzado este viernes un acuerdo programático con Ciudadanos.

Los candidatos del PP y de Ciudadanos a la Presidencia de la Junta de Andalucía, Juanma Moreno, y Juan Marín, respectivamente, han anunciado que ambos partidos han alcanzado este viernes un acuerdo programático.

«Puedo anunciar que hemos llegado a un acuerdo programático con Ciudadanos, un paso muy importante para que la gran noticia del cambio llegue muy pronto a todos los hogares de Andalucía», ha escrito Moreno en Twitter.

Poco después de la intervención de Moreno en la Junta Directiva de Nuevas Generaciones de Andalucía, donde ha hecho el anuncio, Juan Marín ha confirmado también el acuerdo. «Después de 40 años de gobiernos socialistas, el PSOE va a estar en la oposición«, ha publicado en Twitter.

Ambos partidos pactan un paquete de entre 80 y 90 medidas para poner en marcha en los primeros 100 días de Gobierno, pero todavía queda por negociar la composición de la Mesa del Parlamento andaluz, donde Vox reclama un sitio.

El acuerdo está cerrado en torno a la veintena de compromisos que un hipotético gobierno de coalición llevaría a cabo en las 15 primeras reuniones del Consejo de Gobierno y, aunque el documento más amplio para toda la legislatura no está todavía finalizado al cien por cien, solo quedan «flecos» que no serán un impedimento.

En los primeros cien días se llevarán a cabo, entre otras, medidas para la eliminación de los aforamientos y para crear la comisión de investigación sobre la Fundación andaluza para la Formación y el Empleo (Faffe), según ha informado Juan Marín.

Además, se pondrá en marcha una ley de despolitización de la administración pública, la ampliación de la tarifa plana para los autónomos, una nueva bajada del IRPF, la certificación de la supresión del impuesto de Sucesiones y Donaciones y un plan de choque inmediato para la mejora de la sanidad y programas específicos de esfuerzo educativo para los estudiantes.

Se trata, según Marín, de medidas de regeneración democrática «que el PSOE no quería» y para acabar con la corrupción, en las que ha incluido «cerrar chiringuitos políticos, despolitizar la sanidad y mejorar la educación».

El pacto programático de ambos partidos da paso a la siguiente fase de la negociación –que ya está en marcha– para configurar la Mesa del Parlamento andaluz y para pactar la investidura.

Los populares consideran que el programa es solo una parte y que el pacto debe ser «global» antes del próximo jueves, día 27, cuando se constituye el Parlamento. Si no es así, no habrá acuerdo, según fuentes del partido.

Vox reitera que no será «un obstáculo para el cambio» y plantea sus demandas

Vox no ha tardado en pronunciarse ante el anuncio de PP y Cs y ha asegurado que no será «un obstáculo para el cambio» ni «cómplice de la continuidad del socialismo en Andalucía con otras siglas», aunque ha planteado sus propias demandas.

En un comunicado, el partido dirigido por Santiago Abascal ha advertido de que su grupo en el Parlamento andaluz, con 12 diputados, «exigirá a cualquier futuro gobierno en Andalucía que rechace el ‘cordón sanitario’ que algunos pretenden aplicar a Vox, que condene las amenazas y agresiones que contra Vox alienta la extrema izquierda política y mediática».

Ha acusado a Cs y al PP de que «despreciar» la «voz de 400.000 andaluces» y de, «en ocasiones, maltratarlos de palabra, y ni siquiera han condenado el acoso y demonización que han sufrido», además de negarse a incluir a este partido en la mesa de negociación para el nuevo Gobierno andaluz.

Vox añade que planteará al futuro Gobierno andaluz una serie de «cuestiones», como la devolución de las competencias autonómicas de Educación, Sanidad, Justicia y Seguridad al Ejecutivo central y una reforma estatutaria para conseguir la supresión de entidades que duplican a otras estatales.

Igualmente, pedirá la «supresión de agencias administrativas superfluas, revaluación de la utilidad y supresión de gran parte de las agencias públicas empresariales, sociedades mercantiles con participación mayoritaria de la Junta, fundaciones y consorcios de la Junta de Andalucía y fondos sin personalidad jurídica».

También la «reducción al máximo del gasto público de Canal Sur» y la «eliminación inmediata de uno de los dos canales, con el objetivo final de la supresión de la televisión autonómica sustituyéndola por la emisión territorial de TVE».

Vox también solicitará la supresión del 99% de la cuota del Impuesto de Sucesiones y Donaciones y la reducción un 5% en el tramo autonómico del IRPF.

En Educación, exigirá «pruebas de nivel externas al término de cada ciclo educativo y la expresa autorización de los padres a que sus hijos reciban actividades o contenidos extracurriculares que tengan implicaciones ideológicas o morales».

Vox también aspira a la sustitución de la Ley Andaluza de Violencia de Género por una Ley de Violencia Intrafamiliar y a la derogación de la Ley Andaluza de Memoria Histórica, así como a la sustitución de la Consejería de Igualdad y Políticas Sociales por una Consejería de Familia y Natalidad. Y a la sustitución del PER por un Plan de Fomento del Emprendimiento en el ámbito rural «combatiendo el fraude en las subvenciones».

También pedirá «la colaboración total con Policía y jueces para repatriar a los inmigrantes ilegales y para combatir a las mafias del comercio callejero ilegal» y un plan de apoyo a la tauromaquia y la caza.