La Guardia Nacional venezolana trata de bloquear la caravana de diputados en su ruta hacia Cúcuta

Mundo Ethos

La Guardia Nacional venezolana trata de bloquear la caravana de diputados en su ruta hacia Cúcuta
Foto: Andres Martinez Casares| Reuters

El presidente de la Asamblea Nacional venezolana, Juan Guaidó, reconocido por medio centenar de países como presidente interino de Venezuela, ha partido este jueves en caravana junto con otros diputados opositores hacia la frontera con Colombia para encabezar la entrada de la ayuda humanitaria enviada por Estados Unidos. Horas después de su salida, la Guardia Nacional de Venezuela ha bloqueado la caravana en el túnel de La Cabrera, que une a los céntricos estados de Aragua y Carabobo. La policía militarizada ha obligado a los dirigentes a bajarse de los autobuses y, en el enfrentamiento, ha lanzado gases lacrimógenos.

La caravana ha superado el bloqueo y continúa hacia Cúcuta. Guaidó ya se encuentra en la frontera con Colombia y espera allí a la caravana de diputados opositores, según han confirmado a Efe dirigentes antichavistas. Sin embargo, otras informaciones apuntan a que el líder opositor todavía se encuentra en camino, según afirma la periodista de The Objective Gabriela González, enviada especial que se encuentra en la frontera. Los portavoces del equipo de Guaidó han asegurado esta mañana el líder opositor se encontraba en uno de los autobuses que forman la caravana de diputados que ha partido desde Caracas.

Dos horas y media después de la hora prevista para la partida de la caravana, Guaidó llegaba al sector del este de Caracas donde un nutrido grupo de periodistas impacientes lo han esperado para, finalmente, iniciar el recorrido de más de 900 kilómetros hasta el fronterizo estado de Táchira (oeste). «Hoy vamos vacíos (…) pero vamos a llegar cargados con las cajas de la ayuda humanitaria», ha dicho la diputada Delsa Solórzano, mientras esperaba para subir a uno de los autobuses.

Nicolás Maduro ha ordenado este jueves el cierre de los pasos fronterizos entre Venezuela y Brasil, y ha dicho estar «evaluando» un decreto similar que afecte a la frontera con Colombia, donde también se almacena la ayuda internacional destinada a paliar la crisis que sufre el país. Brasil figura entre los 50 países que reconoce al jefe del Parlamento, Juan Guaidó, como presidente encargado de Venezuela, y en el estado de Roraima se acopian donaciones de alimentos y medicinas gestionadas por el opositor y que Maduro se niega a aceptar.

Maduro reiteró que estas donaciones forman parte de un «show» para que Estados Unidos invada militarmente el país y desalojar al chavismo del poder, que disfruta desde 1999. «Han inventado una supuesta ayuda humanitaria de una comida podrida, cancerígena y la quieren meter a la fuerza», dijo.

Por su parte, Guaidó anunció ese mismo día que brigadas de voluntarios –que espera que lleguen al millón- irán por la ayuda a varios puntos en los estados de Táchira y Bolívar (sur), limítrofes con Cúcuta (Colombia) y Roraima (Brasil), donde hay centros de acopio, y a los puertos marítimos de Puerto Cabello y La Guaira.

En Cúcuta está el principal centro de acopio de medicinas y alimentos enviados por Estados Unidos, y el viernes será escenario de un megaconcierto en un extremo del puente de Tienditas, organizado por el multimillonario Richard Branson para recaudar 100 millones de dólares.

En contrapartida, el Gobierno de Maduro anunció conciertos el viernes, sábado y domingo, en el otro extremo del mismo puente, que comunica a Cúcuta con Ureña, en Táchira, informa AFP.

«La ayuda humanitaria entrará sí o sí, por mar o por tierra», reiteró Guaidó, quien fijó para el ingreso el día en que cumple un mes de haberse proclamado presidente encargado, después de que el Congreso declarara a Maduro «usurpador».

Al concierto montado por Branson, llamado Venezuela Aid Live, acudirán los presidentes de Colombia, Iván Duque, de Chile, Sebastián Piñera, y deParaguay, Mario Abdo. Fernán Ocampo, portavoz de la organización del acto, dijo que esperan unos 250.000 asistentes, pero tienen capacidad instalada para 500.000.

Unos 30 vuelos privados llegan estos días a Cúcuta con los artistas, mientras que 1.500 policías y un dispositivo militar serán desplegados para el recital.

Cantarán artistas como los españoles Alejandro Sanz y Miguel Bosé, el dominicano Juan Luis Guerra, los colombianos Carlos Vives y Juanes, los mexicanos Maná y Paulina Rubio, el puertorriqueño Luis Fonsi y los venezolanos José Luis Rodríguez (El Puma), Nacho y Ricardo Montaner.

Aún no se han anunciado los participantes para el concierto chavista, llamado Hands off Venezuela (Manos fuera de Venezuela), en el cual, según el ministro de Comunicaciones chavista, denunciará «la agresión» contra Venezuela.

«Lo que hagan del otro lado de la frontera es problema de ellos (…) Nosotros defenderemos nuestro territorio», dijo el miércoles el dirigente chavista Darío Vivas a la entrada del puente.