Monsanto deberá indemnizar con 289 millones de dólares a un jardinero con cáncer que usó glifosato

Cultura

Monsanto deberá indemnizar con 289 millones de dólares a un jardinero con cáncer que usó glifosato
Foto: JOSH EDELSON

A Dewayne Johnson le diagnosticaron en 2014 un linfoma no Hodgkin, un tipo de cáncer que surge en los linfocitos. Aplicaba los herbicidas Roundup y Ranger Pro, de la compañía Monsanto, aproximadamente cada 12 días, en un trabajo como jardinero que tuvo en 2012 en escuelas de San Francisco (Estados Unidos). Este viernes un jurado de esa localidad ha ordenado  al gigante agroindustrial Monsanto que deberá pagar a Johnson, que se encuentra en una fase terminal de la enfermedad, casi 290 millones de dólares en daños por no advertir que el glifosato que contenían sus herbicidas era cancerígeno.

La justicia ha encontrado que la compañía –que ha dicho que apelará– actuó con «malicia» y que sus herbicidas RoundUp, y su versión profesional RangerPro, contribuyeron «sustancialmente» a la enfermedad terminal de Johnson.

«Recibí mucho apoyo desde el comienzo, muchas oraciones y energía de personas que ni siquiera conozco. Estoy contento de poder ayudar a una causa que me supera. Y espero que esta decisión comience a darle la atención que necesita», ha expresado el demandante en una rueda de prensa.

La cifra que deberá pagar la empresa asciende a 289 millones de dólares por los daños compensatorios y otros costos. El monto inicial (en daños punitivos) había sido estimado en 250 millones de dólares.

«El jurado malentendió todo», ha dicho a periodistas el vicepresidente de la firma, Scott Partridge.

La demanda se ha basado en los descubrimientos en 2015 del Centro Internacional de Investigación del Cáncer, un organismo de la Organización Mundial de la Salud (OMS), que catalogó al glifosato, principal componente de los herbicidas, como «probablemente cancerígeno». La compañía siempre ha negado cualquier conexión entre el cáncer y el glifosato.

El médico de Johnson aseguró que era poco probable que su paciente fuera a vivir más allá de 2020 y por esa razón el juicio se aceleró, señala la BBC. En el transcurso del juicio los miembros del jurado escucharon el testimonio médicos, investigadores de salud pública y epidemiólogos que tuvieron distintas posturas sobre si el glifosato puede causar cáncer.

Es la primera vez que Monsanto, adquirida por la alemana Bayer, se encuentra sobre el banquillo de los acusados por los potenciales efectos de estos productos. Expertos coinciden en que el veredicto puede abrir la puerta a centenares de nuevas demandas.

Robert F. Kennedy Jr. –un abogado ambientalista, hijo del difunto senador de Estados Unidos y miembro del equipo legal de Johnson– se sentó en el tribunal detrás del jardinero, quien mantuvo casi siempre la cabeza gacha.

«Creo que el veredicto desencadenará una cascada de nuevos casos», ha señalado Kennedy, quien fue un defensor público de su causa. «El jurado envió un mensaje a la sala de juntas de Monsanto para que cambien la forma en que hacen negocios», ha concluido.