Japón levanta el estado de emergencia en todo el país

Economía y Capital

Japón levanta el estado de emergencia en todo el país
Foto: CHARLY TRIBALLEAU

El primer ministro japonés Shinzo Abe ha levantado el estado de emergencia impuesto en el país para combatir la pandemia de coronavirus, tras una fuerte caída del número de nuevos casos. «Hemos tenido un criterio muy estricto para levantar el estado de emergencia. Juzgamos que cumplimos con ese criterio. Hoy levantaremos el estado de emergencia en todo el país», ha dicho Abe en una conferencia de prensa retransmitida por la televisión.

La decisión del gobierno de levantar la declaración antes de tiempo resalta su fuerte deseo de revivir la economía de la nación lo antes posible. En general, el país ha logrado mantener el número de muertes relativamente bajo en comparación con otros países y reducir el número de nuevos pacientes con coronavirus a los umbrales establecidos por el gobierno para la reapertura. En este sentido, Japón ha registrado 16.569 infectados, 825 personas han fallecido y 13.244 se han curado, según últimos datos oficiales.

El ministro de revitalización económica, Yasutoshi Nishimura, quien lidera la respuesta gubernamental al coronavirus, ha aconsejado al público que evite los viajes entre prefecturas cruzadas al menos hasta fin de mes. Después de consultar con un panel asesor compuesto por expertos en enfermedades infecciosas, el gobierno levantó la declaración en las prefecturas de Hokkaido, Tokio, Saitama, Chiba y Kanagawa, eliminando la última de las restricciones. Ya había aprobado la declaración en 39 prefecturas el 14 de mayo y tres prefecturas en la región de Kansai, Osaka, Hyogo y Kioto, el jueves pasado, antes de su conclusión programada para el 31 de mayo.

De igual forma, el gobierno analizará la situación de la infección cada tres semanas para determinar si se reducen las restricciones a las salidas y se realizan eventos grandes y abarrotados.

«No es posible hacer que esta enfermedad infecciosa causada por el nuevo virus desaparezca», ha dicho Nishimura. «Podemos levantar el estado de emergencia suprimiendo esta gran ola (de infección), pero la infección ocurrirá esporádicamente a partir de ahora. Con base en esa premisa, es importante expandir las actividades económicas, al tiempo que se implementan medidas preventivas, y no pasar por alto las olas pequeñas antes de que se hagan grandes».

El gobierno identificó tres criterios para rescindir la declaración: una proporción de pacientes recién infectados por semana de 0.5 o menos por 100,000 personas, la estabilidad del sistema de atención médica, teniendo en cuenta el número de camas de hospital disponibles y de pacientes con síntomas graves. – y la capacidad de controlar la infección, incluso a través de pruebas.