The objective

Today

Información verificada al momento

Información verificada al momento

El Gobierno de Italia aprueba un decreto que endurece las medidas contra los inmigrantes

Redacción TO
Foto: Alessandro Bianchi | Reuters

El Gobierno de Italia ha aprobado este lunes un decreto sobre inmigración y seguridad que prevé un endurecimiento de las condiciones para los solicitantes de asilo y expulsiones para los inmigrantes considerados “un peligro social”. El ministro del Interior, Matteo Salvini, ha celebrado esta aprobación y ha dicho que es “un paso adelante para hacer Italia más segura”.

“En caso de peligro social o de condena en primer grado de un solicitante de asilo, será motivo suficiente para llevarlo a un centro para refugiados y comenzar con los trámites para su expulsión”, ha explicado el ministro del Interior en una rueda de prensa tras la reunión del Consejo de Ministros.

El decreto, que modifica la normativa en materia de acogida de refugiados y limita la protección humanitaria de estas personas, prevé también la retirada de la ciudadanía si existe una condena definitiva por terrorismo y amplía el periodo de permanencia en los centros de refugiados de 90 a 180 días. Además, Italia no permitirá la entrada en su territorio a ningún extranjero que haya sido expulsado de otros países de la zona Schengen.

Sin embargo, el decreto contempla otorgar a los inmigrantes afectados por desastres naturales o con serios problemas de salud un permiso especial para poder residir en territorio italiano, informa Efe.

Salvini considera que esta normativa sirve “para combatir con más fuerza a los mafiosos y a los traficantes de personas, para reducir los costes de una inmigración exagerada, para expulsar más rápidamente a los delincuentes y a los falsos refugiados, para quitar la ciudadanía a los terroristas, para dar más poder a las fuerzas del orden”, ha dicho a través de sus redes sociales.

El decreto, que ha sido aprobado por unanimidad por el Consejo de Ministros, puede ser “modificado, mejorado o cambiado por el Parlamento”, ha explicado Salvini. “No es un decreto blindado”, ha explicado, pues tras ser aprobado en el Parlamento, debe ser ratificado por el presidente de la República, Sergio Mattarella, para poder convertirse en ley, informa AFP.