The objective

Today

Información verificada al momento

Información verificada al momento

Israel asegura que la mitad de los incendios del país son por motivaciones políticas

Baz Ratner
Foto: Baz Ratner |
Notice: Trying to get property 'name' of non-object in /var/www/staging/wp-content/themes/newobjective/components/today-single-entry.php on line 29

Decenas de miles de personas fueron evacuadas este jueves en Haifa, tercera ciudad de Israel, debido a los incendios que azotan el país desde hace tres días y cuya causa, según sospechan las autoridades, podría ser intencionada, motivada por razones políticas. Se han evacuado barrios enteros, una universidad, escuelas y hasta una cárcel. En total han sido evacuadas 10.000 personas, pero la cifra podría alcanzar las 90.000 si la situación empeora. Las autoridades han decretado el estado de emergencia.

Desde hace tres días, el centro y el norte de Israel son presa de varios incendios forestales, de los cuales alrededor de la mitad de ellos tendrían un origen criminal, declaró el ministro de Seguridad Pública, Gilad Erdan. Según Erdan, habrían sido obra de pirómanos o bien habrían estado motivados por razones relacionadas con el conflicto palestino-israelí. Además de las llamas que devoran Haifa, durante el día se produjeron otros incendios en la periferia de Jerusalén, en Nataf y en Sha'ar Hagai, pero también en Talmon, una colonia israelí de Cisjordania, territorio palestino ocupado por Israel, informó la policía. Alrededor de 1,4 millones de árabes israelíes (17,5% de la población), descendientes de los palestinos que se quedaron en sus tierras tras la creación del estado de Israel en 1948, viven en el país. Pese a ser ciudadanos israelíes, muchos se consideran palestinos y simpatizan con su causa. Además, decenas de miles de palestinos trabajan en Israel, a pesar de la persistencia del conflicto. "Sólo aquellos a quienes no pertenece la tierra son capaces de prenderle fuego", afirmó en Twitter el ministro nacionalista religioso Naftali Bennett, que declaró, tras la victoria presidencial de Donald Trump en Estados Unidos, que había llegado el momento de enterrar la idea de un Estado palestino independiente.