Indignación después de que un policía matara a un perro de un disparo en Barcelona

Sociedad

Indignación después de que un policía matara a un perro de un disparo en Barcelona
Foto: Twitter

La Comisión de Protección de los Derechos de los Animales (CPDA) del Colegio de la Abogacía de Barcelona (ICAB) ha pedido a la Guardia Urbana que abra una investigación para aclarar el suceso ocurrido el pasado martes, cuando un agente disparó y mató a un perro porque, según su versión, le estaba atacando. Según ha informado el ICAB en un comunicado, los hechos se pueden considerar «un delito contra los animales» si se confirmara que no había una causa justificada para matar al animal, según «el artículo 377 del código penal».

El disparo se produjo cuando un agente de la Guardia Urbana de Barcelona se dirigió al dueño del animal, un hombre que vende pulseras en la calle, para decirle que el perro, llamado Sota, debía ir atado. Al notar tensión el perro comenzó a ladrar y, posteriormente, el agente le disparó después de que el can intentara agredirle, según su versión. Inmediatamente después, el dueño de Sota atacó al policía con su monopatín.

Fruto de la controversia generada por estos hechos, unas 300 personas protestaron el miércoles en la Plaza de Sant Jaume de Barcelona convocadas por el partido animalista Pacma mientras, por su parte, la Unidad de Deontología y Asuntos Internos (UDAI) de la Guardia Urbana de Barcelona ha concluido que la actuación del agente fue correcta al haber actuado en defensa propia. Fuentes cercanas al caso han informado a Efe de que el perro ya fue denunciado en agosto pasado ante los Mossos d’Esquadra porque había atacado a un vecino de la zona de la plaza de Espanya de Barcelona.

Según un testigo de los hechos citado por Pacma, «mientras el chico se acercaba al agente que tenía la extensible, le puso la rodilla en el cuello al perro, y efectuó un solo disparo a la cabeza».