La reintroducción de iguanas ayudará a recuperar el ecosistema de las Islas Galápagos

Mundo Ethos

La reintroducción de iguanas ayudará a recuperar el ecosistema de las Islas Galápagos
Foto: GALAPAGOS NATIONAL PARK/HO

Más de 1.400 iguanas terrestres han sido trasladadas a la isla Santiago, en el archipiélago de las islas Galápagos, como parte de un proyecto del Parque Nacional Galápagos que pretende lograr la recuperación de esta especie en las islas.

Danny Rueda, director de ecosistemas de la Dirección del Parque, ha explicado que este proyecto permitirá también proteger a la población de iguanas de Seymour Norte, calculada en 5.000 individuos. Rueda ha recordado que no hay presencia de iguanas terrestres vivas en la isla Santiago desde 1.835, cuando Charles Darwin visitó el noreste de la isla. Casi dos siglos después, este ecosistema volverá a contar con esta especie mediante esta iniciativa de restauración, ha agregado.

Jorge Carrión, el director del Parque Nacional Galápagos ha asegurado que las iguanas se extinguieron después de la introducción de uno de sus depredadores, un tipo de cerdo doméstico, que ya no habita en la isla desde 2001.

El traslado de estas iguanas a la isla de Santiago, concretamente a las zonas costeras de Puerto Nuevo y Bucanero, forma parte de la tercera fase de un proyecto que comenzó a finales de 2018, con la captura de los animales. La cuarta etapa, que consistirá en la monitorización del establecimiento de las iguanas en la isla tendrá lugar en febrero, informa Efe.

El archipiélago de las Islas Galápagos, que se encuentra a 1000 kilómetros de la costa ecuatoriana, fue declarado en 1978 patrimonio natural de la humanidad por la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (Unesco) y es uno de los lugares más ricos en cuanto a fauna y vegetación, sin embargo, también se trata de uno de los ecosistemas más frágiles del mundo. La reintroducción de esta especie será también buena para el ecosistema del archipiélago. «La iguana es un hervíboro que ayuda al ecosistema porque dispersa semillas y ayuda al mantenimiento de espacios abiertos sin vegetación«, ha dicho Danny Ruda, la autoridad del parque en ecosistemas.

Esta actividad se ha realizado de manera conjunta con la Universidad Massey, de Nueva Zelanda, y la organización Island Conservation, según ha indicado la DPNG en un comunicado.