The objective

Today

Información verificada al momento

Información verificada al momento

Alemania

Nueve heridos en las protestas ultraderechistas al este de Alemania

Redacción TO
Última actualización: 2 Sep 2018, 11:28 am CET
Foto: John Macdougall | AFP

La policía alemana ha informado este domingo de que la tensa jornada de ayer en Chemnitz, donde se celebró una marcha ultraderechista y varias contramanifestaciones, acabó con al menos nueve heridos y 25 delitos.

Un afgano de 20 años fue agredido horas después de las protestas por cuatro encapuchados. La policía está investigando si los atacantes pudieron haber participado previamente en la manifestación ultraderechista. También se está estudiando la agresión a un equipo de televisión alemán.

Los delitos recogidos por la policía son principalmente daños materiales, daños personales, resistencia a los agentes y ostentación de símbolos inconstitucionales.

Según las estimaciones finales de las autoridades, hasta 9.500 personas protestaron en las calles de esta ciudad del este de Alemania una semana después de que en sus calles muriese un hombre apuñalado, presuntamente por dos inmigrantes, y se desatase una cacería de extranjeros por parte de grupos neonazis.

A la marcha convocada por el partido ultraderechista Alternativa para Alemania (AfD) y el colectivo xenófobo Patriotas Europeos contra la Islamización de Occidente (Pegida) acudieron unas 4.500 personas, mientras que a la concentración “corazón en lugar de odio” se sumaron unos 4.000 individuos.

Otras 1.000 personas se repartieron entre distintas contramanifestaciones que jalonaron el recorrido de la marcha ultraderechista y, en último término, lograron impedir que completase su ruta.

La policía desplegó en Chemnitz más de 1.800 agentes evitando que la confrontación escalara y que arreciasen las críticas contra su actuación, después de que la falta de personal en los días previos permitiese las cacerías neonazis de extranjeros.

En la madrugada del pasado domingo un alemán de 35 años y origen cubano fue acuchillado durante las fiestas de Chemnitz. Poco después se arrestó a dos personas en relación a este asesinato, dos peticionarios de asilo de Siria e Irak, que permanecen en prisión preventiva.

El mismo domingo una marcha de unos 800 ultraderechistas por el centro de la ciudad protagonizó persecuciones contra viandantes de aspecto extranjero, en las que varias personas resultaron heridas, que el Gobierno alemán condenó y tachó de “cacerías de odio”.