The objective

Today

Información verificada al momento

Información verificada al momento

Alemania

La heredera política de Merkel hace oficial su candidatura para presidir la CDU

Redacción TO
Última actualización: 7 Nov 2018, 3:58 pm CET
Foto: John Macdougall | AFP

Annegret Kramp-Karrenbauer, considerada la heredera política de Angela Merkel, ha hecho oficial este miércoles su candidatura para sucederla en la presidencia de la Unión Cristianodemócrata (CDU).

Kramp-Karrenbauer, apodada AKK, Merkel 2 o mini Merkel, se convirtió en febrero en secretaria general del partido y es la favorita para suceder a Merkel, que el mes pasado anunció que no se presentaría a a la reelección para dirigir la formación durante el congreso previsto en diciembre.

La candidata de 56 años, nacida en el estado de Sarre, elogió el legado de Merkel. “Hoy está claro (…) que hay que darle las gracias a Angela Merkel por muchas cosas”, ha asegurado en una rueda de prensa, reconociendo que seguirá los pasos de la canciller, que lleva 13 años en el poder.

Su objetivo es abrir “un nuevo camino” en la continuidad frente a sus rivales que también aspiran a presidir el partido, como Friedrich Merz y Jens Spahn, que abogan respectivamente por la “renovación” y por “un nuevo comienzo”. “La era Merkel como presidenta del partido termina, hay que abrir un nuevo capítulo”, ha dicho Kramp-Karrenbauer cuyo propósito es “proseguir la renovación interna” del partido y a la vez “preservar” el legado de Merkel.

 

La heredera política de Merkel hace oficial su candidatura para presidir la CDU 1

La canciller Angela Merkel y la candidata a sustituirla Annegret Kramp-Karrenbauer. | Foto: John MACDOUGALL/AFP

 

Kramp-Karrenbauer aseguró que sus prioridades serán la prosperidad económica, la reactivación del proyecto europeo y la cuestión de la integración, en un contexto de subida de la extrema derecha. Su ascenso a la secretaría general se interpretó ya entonces como un intento de Merkel de encarrilar una sucesión bajo control, tras el desgaste evidenciado en las elecciones generales, en 2017, que ganó su bloque conservador, pero con los resultados más bajos de su historia.

Defendió una candidatura “integradora” y aseguró que, de ser elegida, ofrecerá “puestos destacados” en el partido para sus dos contrincantes, el exjefe del grupo conservador Friedrich Merz y el ministro de Sanidad, Jens Spahn. “No voy a hacer campaña contra los otros aspirantes”, sostuvo, para alabar la existencia de “tan buenas alternativas” para suceder a Merkel.

La alternativa a AKK: el ala más derechista

Merz y Spahn pertenecen al ala más derechista de la CDU y ambos han sido rivales internos de la canciller, aunque en momentos distintos: el primero, de 62 años, quedó arrinconado en el partido cuando Merkel se consolidó en su presidencia, y el segundo, de 38 años, representa a la nueva generación conservadora.

Al exjefe del grupo conservador se le identifica con los intereses del lobby económico, lo que es un aspecto no exento de riesgos: ayer mismo hubo un registro por sospechas de irregularidades fiscales en la sede alemana de Blackrock, el mayor gestor de activos del mundo, cuyo consejo de vigilancia preside Merz desde 2016.

Spahn, defensor de un giro derechista especialmente en materia migratoria, se convirtió hace unos meses en ministro de la coalición de Merkel como gesto conciliador de la canciller hacia el ala más conservadora del partido.

De acuerdo con los estatutos del partido, cualquiera entre los 417.000 militantes de la CDU puede aspirar a la presidencia si cuenta con el respaldo de una agrupación federal, regional, local o de distrito y, según medios alemanes, hay otras nueve candidaturas más, aunque sin perspectivas de prosperar. La elección de la presidenta de la CDU se celebrará el 7 y 8 de diciembre en Hamburgo.