The objective

Today

Información verificada al momento

Información verificada al momento

Australia

Los gorilas de montaña arriesgan su vida en busca de sal

Redacción TO
Foto: Ben Curtis | AP

Los gorilas de montaña que habitan en el Parque Nacional de Virunga, en África central, son capaces de arriesgar su vida para comer hojas de eucalipto, ricas en la sal que necesitan en su dieta, según un estudio de la Universidad de Australia Occidental (UWA) publicado en la revista científica Biotropica.

“Los gorilas pueden obtener hasta dos tercios del sodio que necesitan cuando consumen eucalipto”, ha explicado Cyril Grueter, uno de los científicos que participaron en el estudio que ha desvelado el misterio en torno al comportamiento de estos simios. “Un déficit de sodio puede desencadenar un hambre específico que provoca en los animales toda clase de locuras para conseguirlo“, ha precisado Grueter.

Las plantas de eucalipto que se encuentran fuera del Parque de Virunga, que comprende una gran zona entre la República Democrática del Congo, Ruanda y Uganda, son 100 veces más ricas en sodio que los alimentos que se hallan dentro de la zona protegida. Esta es la razón por la que los gorilas de montaña, que actualmente se encuentran en peligro de extinción, salen de la zona protegida, provocando conflictos con humanos o llegando a subir a la cima de volcanes, donde también se hallan otras plantas ricas en sodio, pese al riesgo de hipotermia.

Los investigadores esperan que este estudio ayude a diseñar estrategias para evitar que esta especie de primates entre en zonas agrícolas. “Para disuadir a los gorilas de cruzar las plantaciones cercanas al bosque, se deben reconsiderar las prácticas agrícolas”, ha dicho Grueter. “Idealmente, se tendrá que favorecer la plantación de especies que no sean nutricionalmente atractivas para los gorilas”, ha añadido.

World Wildlife Forum (WWF) ha informado de que el número de gorilas de montaña está aumentando, hasta un total de 1.004 ejemplares este año. Esta especie de simios tan sólo se localiza en dos áreas en todo el mundo, en el Parque Nacional de Virunga y en el Parque Nacional Impenetrable de Bwindi, en Uganda.

Entre las amenazas a las que tiene que hacer frente este animal se encuentra la comercialización ilegal de su carne y la tala de forma indiscriminada de los árboles de su hábitat, así como la extracción de combustibles fósiles por parte de ciertas empresas.