The objective

Further

Cultura viral

Cultura viral

Vivir según tu genética

Foto: Greenology

800 millones de veces más pequeña que una persona, la pulga de agua tiene 8.000 genes más que el ser humano. Unos 33.000. Es la criatura con mayor número de genes que se ha registrado hasta el momento, según el instituto Joint Genome, en Escocia, y la Universidad de Indiana.

Para que nos hagamos una idea, el ser humano tiene entre 20.000 y 23.000 genes, una mosca alrededor de 13.700 y, por ejemplo, el arroz alberga la sorprendente cifra de 50.000, más del doble que las personas.

Sin embargo, el descubrimiento del genoma humano (2001) es uno de los grandes avances científicos de los últimos años. Una revolución en el diagnóstico, prevención y tratamiento de la mayoría de las enfermedades. Y, aunque todo indica que aún falta mucho para la “gran revolución médica”, el genoma humano sí ha dejado huella en el terreno de la investigación y con él uno de los verdaderos cambios de paradigma: la irrupción de los test genéticos.

 

“La genética es como una pistola cargada y lo que tú haces es disparar el gatillo o no”

 

Estos test, más allá de ayudarnos a dar con algún primo tercero al que le perdimos la pista o un medio hermano desconocido, a diagnosticar cuáles son nuestras intolerancias genéticas o, incluso, detallar cuántos miligramos de café necesitamos para despertarnos, nuestra salud puede beneficiarse de ellos ya que nos pueden decir cuáles son nuestros puntos débiles a nivel genético, permitiéndonos detectar prematuramente el cáncer o incluso frenar determinadas enfermedades como el autismo o la fibromialgia.

Un test genético te puede cambiar la vida con información que vas a usar para no activar esa genética mala y potenciar la buena”, cuenta a The Objective Laura Martínez Manárguez, farmacéutica especialista en nutrición, diplomada en Nutrigenómica, y fundadora de Greenology, una de las escasas clínicas en España donde puedes hacerte una de estas pruebas.

Vivir en base a tu genética 1

El ser humano tiene entre 20.000 y 23.000 genes. | Foto cedida por Laura Martínez Menárguez

 

La genética es como una pistola cargada y lo que tú haces es disparar el gatillo o no”, explica Martínez, y ejemplifica: “Si tienes tendencia a cáncer de colon y lo sabes, puedes hacer un plan de prevención, como una dieta específica con pocas carnes rojas, poco azúcar, mucho deporte… Y de esta forma prevenir esta enfermedad”.

Otro ejemplo: “Imagina que tienes predisposición a la diabetes, y posees un gen que hace que tengas más riesgo a esta enfermedad. ¿Cómo activas ese gen? Tomando azúcar. De esta forma estás pinchando a esa unidad de información para que se active. Por el contrario, si te cuidas y haces deporte y llevas una vida sana, ese gen no se activará y no correrás ese riesgo“.

Y es que muchos de estos genes tienen un papel fundamental en el desarrollo de algunas enfermedades. A veces determinan que aparezca o no una patología, otras incrementan o alivian su gravedad, y la mayor parte de las veces sólo indican cierta probabilidad de enfermar. Según la farmacéutica, “hay estudios que demuestran que en el cáncer la genética pesa entre un 20 y un 50 por ciento”.

 

“Un test genético te puede cambiar la vida”

Vivir en base a tu genética 2

Un test genético tiene un coste de unos 400 euros, dependiendo de la precisión de los mismos. Foto cedida por Laura Martínez Menárguez

 

 

 

 

De esta forma, desde la Sociedad Española de Oncología Médica (SEOM) destacan que la finalidad del test, cuyo precio ronda los 400 euros, dependiendo de la precisión del mismo, no es en ningún caso colocar una etiqueta de portador versus no portador, “sino que debe servir para actuar en consecuencia y ayudar a tomar decisiones”, argumentan en su campaña de comunicación ‘En Oncología cada avance se escribe con Mayúsculas’.

Con el sobrepeso pasa lo mismo. ¿Significa que si tienes un gen que te predisponga al exceso de peso lo vas a padecer seguro? “No. Significa que tienes la pistola cargada”, apunta Martínez Manárguez . “El nivel de cuidado tendrá que ser más alto que si no tuvieras ese gen. La base genética sólo muestra una predisposición a la enfermedad, en muchos casos una inadecuada nutrición es la desencadenante de la misma”.

Y vuelve a explicar con un ejemplo real: “Tengo una paciente que tenía mucho sobrepeso. Siempre, en sus dietas, le quitaban los hidratos de carbono y le daban muchas proteínas y grasas. Cuando vino a nuestra consulta y se hizo uno de nuestros tests, vimos que para ella las grasas eran tóxicas. Necesitaba todo lo contrario, quitar las grasas y poner hidratos. A partir de ahí empezó a cambiar”.

 

¿Son los test genéticos la clave para la salud del futuro?

“Totalmente”, no duda en decir la fundadora de Greenology.  “No sólo son la clave para la salud del futuro, sino que estoy segura de que en unos años, nada más nacer, nos harán una prueba de ADN y nos dirán cuáles son nuestras tendencias genéticas, y desde el primer día haremos nuestra vida para prevenir determinadas enfermedades”.

Sin embargo, para Martínez, el gran problema en la actualidad es que, incluso desde el punto de vista médico, hay una “gran ignorancia y desconocimiento”. Esto atiende a que el genoma humano se codificó en 2001 y, por tanto, los médicos actuales no estudiaron la genética porque no se conocía.

“Hasta que no lleguen una serie de médicos, que son los que se están formado ahora y que será dentro de 20 años, va a ser muy difícil que estos test cojan la importancia que tienen”.

De esta forma, los expertos coinciden en que la combinación del conocimiento genético, la inteligencia artificial y el big data serán la clave para el futuro. “Estoy segura de ello. Ya está cambiando vidas. Pero hasta llegar ahí queda mucho”, afirma Martínez.

 

 

 

 

 

 

Noticias en tu inbox

¿Sin tiempo para las noticias? Nuestro equipo de redacción selecciona lo más relevante de la actualidad del día y confecciona para ti una Newsletter diaria que va directamente a tu bandeja de entrada. Suscríbete para recibir las noticias de última hora, los reportajes más fascinantes y las opiniones más razonadas.