The objective

Further

Cultura viral

Cultura viral

Smartphones: salvavidas y condena en la crisis migratoria

Foto: Felipe Passolas | The Objective

Internet cambió el mundo y los smartphones el modo en el que lo vivimos. Nuestros usos y costumbres los marca el dispositivo móvil en nuestro bolsillo. Muchas de nuestras necesidades ahora dependen de la conectividad wi-fi o la cantidad de datos que consumimos. Son una de las mayores adicciones de nuestra era y las compañías de telefonía lo más parecido a un traficante, siempre les pedimos más y si no tenemos conexión entramos en estado de ansiedad. Estos cambios de comportamiento impactan también las crisis migratorias en las que Europa está inmersa.

El smartphone como salvavidas en las rutas migratorias

El smartphone fue la herramienta más útil durante la gran crisis de 2015 en la ruta de los Balcanes. Se utilizaba como brújula; Google Maps indicaba caminos y carreteras; servía para hablar con la familia y sobre todo con aquellos que esperaban a los refugiados sirios en países como Alemania, quienes les informaban a diario si la frontera húngara se cerraba o la austriaca se abría. La conectividad se convirtió en un ferrocarril digital que marcaba el camino tanto en kilómetros como en esperanzas.

Smartphones: salvavidas y condena en las migraciones 2

A las afueras de la estación de trenes de Nyugati en Budapest, los refugiados comparten una toma de electricidad para cargar móviles antes del siguiente tramo de viaje. | Foto: Felipe Passolas | The Objective.

 

En los campamentos de refugiados a lo largo de esta ruta o en cualquier punto de reunión, eran tan importantes los sanitarios y el abastecimiento de agua como los puntos de carga, donde todos hacían turnos móviles en mano. Naciones Unidas reporto en 2016 que el móvil era tan importante durante el viaje que un tercio de su dinero se gastaba en saldo para el teléfono.

El Mediterráneo se ha convertido en la ruta migratoria más peligrosa del mundo, la Organización Internacional para la Migraciones ha contabilizado 11.382 muertes desde 2014 hasta hoy. En la ruta de Libia por la falta de cobertura en alta mar los traficantes llegaban a darle a los migrantes teléfonos satélites para poder contactar con la Marina Italiana. Considerando lo vital que resulta el acceso a un móvil en esta situación, han surgido organizaciones humanitarias, como Watch the Med, que facilitan un teléfono para poder dar la alarma (cualquier latitud y longitud son fáciles de encontrar a través de Google Maps). 

Smartphones: salvavidas y condena en las migraciones 3

Un refugiado sirio busca contactos en whatsapp al subir al tren en el pueblo fronterizo de Szeged. Es trasportado hasta uno de los campos de administración cerca de Budapest. | Foto: Felipe Passolas | The Objective.

En los rescates en la ruta del Estrecho de Gibraltar en el Mediterráneo occidental, los globos de plástico que se utilizan en los cumpleaños, son un elemento más del kit de supervivencia que las mafias les entregan a los migrantes cuando consiguen el pasaje en una barca hinchable. El globo con un cordón al cuello impide que el móvil se moje durante la travesía. Cuando llegan a puerto después de ser rescatados una de las primeras cosas que piden los migrantes es poder llamar a casa para decir que están vivos.

La peculiaridad del Estrecho de Gibraltar y el mar de Alborán y su cercanía con la península hace que no sea difícil tener conexión y los migrantes pueden localizar tanto los barcos de rescate de Salvamento Marítimo como lanzar localizaciones de auxilio. Son frecuentes las llamadas desde las costas de Alhucemas o Tánger que luego pueden tener eco en redes sociales. Muchas veces las llamadas se realizan desde el mismo bote hinchable en el que cruzan.

Smartphones: salvavidas y condena en las migraciones 5

Un globo de goma sirve como protector para que el teléfono no se moje durante la travesía del estrecho. | Foto: Felipe Passolas | The Objective

Otras veces, si viajan en grupo, comparten un dispositivo para poder comunicarse con sus familiares o amigos en Francia o el norte de Europa donde muchos tienen puestas sus esperanzas. Los dispositivos no solo facilitan noticias del panorama político, la viabilidad de la ruta o el estado de la aceptación de refugiados que tienen los distintos países, sino que sirven para compartir las fotos de aquellos que ya lo han conseguido y sembrar un camino de esperanza.

En el plano psicológico el móvil actúa como soporte y unión con la familia, como es el caso de Abdimajid un somalí de 33 años que no se separó ni un momento de su dispositivo en toda la ruta. Lo necesitó para contactar al traficante que lo metería en un barco egipcio, fue rescatado por la Marina Italiana hace 2 años en las costas Libias y hoy, desde Malta, es su única conexión con amigos y familia. 

Smartphones: salvavidas y condena en las migraciones 1

Abdimajid, refugiado somalí en Malta, con el wifi de un local en el puerto entabla una videoconferencia con su amigo vía Facebook. | Foto: Felipe Passolas | The Objective.

 

La receta de la Unión Europea para reducir la migración

Como no podía ser de otra manera, las autoridades han puesto de relieve que el uso de los smartphones es un arma de doble filo para los migrantes. Países como Alemania están realizando análisis forenses de los dispositivos móviles de aquellos que solicitan asilo para determinar la veracidad de sus testimonios. El año pasado el Ministerio del Interior Alemán anunció una ley permitiendo el uso de este tipo de técnicas de análisis, algo que antes era solo utilizado con el consentimiento del refugiado, ahora es obligatorio.

Según la Oficina de Migración y Refugiados Alemana (BAMF), es común la falta de aportación documental de un solicitante de asilo y su acento y su móvil son elementos que se utilizan para investigar su origen. Las geolocalizaciones por las que ha pasado el teléfono o el idioma en el que está configurado son datos que las autoridades usan para contrastar la veracidad de las declaraciones de los solicitantes e incorporar estos datos en su expediente.

Smartphones: salvavidas y condena en las migraciones 4

En la frontera Serbia un grupo de refugiados siguen las últimas noticias sobre el estado de la frontera húngara. Intentan mantenerse ocultos de las autoridades, mafias y grupos de extrema derecha que vigilan las fronteras. | Foto: Felipe Passolas | The Objective

Alemania usa un software llamado Atos, resultado del trabajo conjunto de dos compañías forenses T3K y MSAB. Con el uso de estos programas el proceso de descarga de datos tarda solo unos minutos, posteriormente esa información debe ser evaluada. Alemania recibió en 2017, 220.000 un reducción considerable respecto a cerca de las 890.000 que llegaron en 2015.

Dinamarca es otro de los países que ha incorporado esta legislación, otras parecidas se llevan a cabo en el Austria y Bélgica. En el Reino Unido y Noruega se lleva haciendo años. Los británicos son ayudados por una compañía israelí Cellebrite, especializada en inteligencia militar, capaces de registrar teléfonos incluso cuando los datos han sido borrados. Las organizaciones de derechos civiles no han tardado en dar la voz de alarma respecto a las violaciones a la intimidad que esta ley supone. Christopher Weatherhead, miembro de Privacy International dice que hay tanta información en un móvil que se precisa un estudio profundo para poder ejercer un juicio de valor acertado.

Smartphones: salvavidas y condena en las migraciones 6

Un migrante de origen subsahariano intenta mandar un mensaje en un móvil de saldo mientras espera ser atendido por la Cruz Roja en el puerto de Tarifa. | Foto: Felipe Passolas | The Objective

El proceso de asilo era de por si complejo antes de la implantación de estas leyes. El Reglamento de Dublín establece que un refugiado debe solicitar asilo en el primer país de la zona euro donde llegue y ahí esperar a que se resuelva su proceso cuya duración varía de un país a otro. El proceso se concreta con la toma de huellas dactilares y la introducción de la solicitud en una base de datos. La resolución puede llevar de unos pocos meses a años.

Uno de los grandes temores cuando los refugiados cruzaban los Balcanes era que se les obligaran a dejar las huellas en Hungría, país con un gobierno que les cerraba las puertas cuando todos tenían sus miras en el norte de Europa. Sabían que según el acuerdo de Dublín se quedarían atrapados en países al comienzo de la ruta como Grecia, en ese momento colapsada por la dura crisis económica que atravesaba. Lo mismo ocurrió con los refugiados que llegaban a Malta como primer destino. El pequeño país tuvo que absorber un número demasiado elevado de refugiados teniendo en cuenta su población. Esta situación que ha terminado con el cierre de sus puertos.

Smartphones: salvavidas y condena en las migraciones 9

Un refugiado sirio es atendido por una voluntaria en la frontera Serbio Húngara de Szeged. Viajaba con una pierna herida por un bombardeo. Llama a su familia para decirles en que punto de la ruta está y cómo se encuentra. | Foto: Felipe Passolas | The Objective

La implantación de este tipo de leyes por los países del norte no busca indagar en el origen y causas de la solicitud de los migrantes, sino establecer su lugar de entrada a Europa para poder remitir al refugiado ese país y así reducir sus tasas de inmigración. La peculiaridad de Dinamarca es que ahora también es obligatorio entregar las claves de Facebook. Con un rápido vistazo al muro del refugiado se puede saber si está en contra del régimen de Assad o cuál es su equipo de futbol preferido. Michala Clante Bendixen de la ONG Refugiados en Dinamarca dice que el proceso le quita la única privacidad que le queda al refugiado.

Smartphones: salvavidas y condena en las migraciones 8

Kanjiza, campamento de refugiados en Serbia. Las mesas están llenas de móviles aprovechando un punto de carga. Las noticias cambian cada día. Se informan si Alemania acepta refugiados o no. | Foto: Felipe Passolas | The Objective

Nuevas ramas de negocio para las mafias

En España aún no se ha implementado este método, el sistema esta tan colapsado que el mero hecho de gestionar una solicitud de protección internacional ya es un drama para abogados de oficio y administración porque que requiere de canales particulares. Pero analizando la tendencia europea no tardará en imponerse, a pesar de no ser más que otro parche más en una de las grandes crisis europeas que dura años y que en realidad requiere de soluciones a largo plazo y actuaciones en países de origen. La salvación que suponía viajar con un smartphone amenaza con convertirse en una condena.

Los conflictos que impulsan las migraciones no se solucionan con deportaciones masivas y estos cambios políticos tendrán efectos inmediatos, sobre todo para las mafias son las que realmente saben rentabilizar las medidas de seguridad de la Unión Europea. Los migrantes aprenderán a usar el smartphone de tal manera que no supongan un riesgo, al mismo tiempo que se abrirán nuevas líneas de negocio para los traficantes de seres humanos, que ahora probablemente incluirá un mercado negro de móviles y tarjetas SIM con datos que no entorpezcan el proceso de asilo.

Smartphones: salvavidas y condena en las migraciones 7

Un migrante empuña su móvil en el barco de Salvamento Marítimo mientras atiende a las indicaciones de las autoridades en el puerto de Tarifa. | Foto: Felipe Passolas | The Objective

 

Los smartphones seguirán teniendo un rol fundamental en las migraciones. La forma más sencilla para conservar la privacidad probablemente será perder el móvil al llegar a la zona Schengen.  

Noticias en tu inbox

¿Sin tiempo para las noticias? Nuestro equipo de redacción selecciona lo más relevante de la actualidad del día y confecciona para ti una Newsletter diaria que va directamente a tu bandeja de entrada. Suscríbete para recibir las noticias de última hora, los reportajes más fascinantes y las opiniones más razonadas.