'SKAM España': la realidad adolescente a tiempo real que ha cautivado a medio mundo
Foto: Movistar+

Mundo Ethos

'SKAM España': la realidad adolescente a tiempo real que ha cautivado a medio mundo

Heredera de la versión original noruega, la adaptación española ha terminado de explotar con su segunda temporada gracias a la relación de Cris, su protagonista, y Joana

por Cecilia de la Serna

Este artículo contiene spoilers sobre la segunda temporada de SKAM España.

Cuando hablamos de televisión, creemos que hay fundamentalmente dos formas de consumirla: en las parrillas de los canales tradicionales y en servicios de streaming. También, cuando hablamos de televisión, creemos que hay una verdad incontestable: los adolescentes ya no la consumen. Bien, pues ambas creencias han sido rebatidas por el último gran fenómeno televisivo entre los jóvenes de nuestro país: SKAM España.

Heredera de la versión original noruega, SKAM España sigue el día a día de un grupo de chicas –y algún que otro chico, aunque todavía ninguno ha sido protagonista– que se conocen en el instituto. Todas tienen algo en común: son las outsiders. Por una razón o por otra, están apartadas del grupo y entre ellas se acompañan por los difíciles años del Bachillerato.

La serie original es, como ya hemos mencionado, noruega –skam significa “vergüenza” en noruego– y supuso un auténtico antes y después en la forma de contar historias de ficción. Mientras el binge-watching –maratón de series– se erigía como la manera más novedosa de consumir contenidos en streaming, la cadena pública del país escandinavo ya estaba inventando una narrativa pionera: publicar en su página web las diferentes escenas en forma de clips en el momento en el que por guion se producen. Así, cada escena llega encabezada por un día y una hora, y el espectador puede ir viviendo la trama a tiempo real. Por ejemplo, si una escena ocurre en la ficción a las 21:21 de un jueves, es publicada precisamente a las 21:21 de un jueves.

La primera emisión fue en 2015, y a lo largo de cuatro temporadas logró viralizarse en todo el mundo. Tanto es así, que se han multiplicado las versiones de la original en países como Estados Unidos, Francia, Italia y España, siendo esta última la versión más original de todas.

SKAM España: el éxito de romper los esquemas

La española es la adaptación más auténtica por diversas razones. Para empezar, ha adecuado por completo el lenguaje y las situaciones a la realidad del adolescente español medio. Este relato hiperrealista se acompaña de un giro de guion inesperado.

Mientras que en la original y resto de adaptaciones la protagonista de la serie es la misma en todas las temporadas, en SKAM España se ha cambiado de personaje principal en la segunda. A Eva, protagonista de la primera temporada, la ha sustituido Cris. Además, mientras que en las anteriores versiones la pareja que visibiliza la bisexualidad en la adolescencia está formada por dos chicos, en la versión española son dos chicas, Cris y Joana, las que hacen las veces de Isak e Even, sus homólogos noruegos.

SKAM España se estrenó en Movistar+ en 2018. La producción de Zeppelin ofrecía esta forma novedosa de ver la serie clip a clip y también en un capítulo completo, compuesto por todos los clips de la semana, a disposición del espectador cada domingo en la plataforma en streaming de Movistar+.

Esta narrativa se acompaña además de conversaciones de WhatsApp, audios, fotos y publicaciones en redes sociales. Los personajes de la serie cuentan con sus propias redes, que emulan una actividad virtual real. Estos perfiles cuentan con cifras de seguidores propias de un influencer al uso. Por ejemplo, el personaje de Cris tiene más de 105.000 seguidores en Instagram.

La primera temporada de SKAM España tuvo un éxito moderado, pero con la segunda temporada el fenómeno ha terminado de explotar. La historia de amor entre Cris –interpretada por Irene Ferreiro– y Joana –interpretada por Tamara Ronchese– se ha labrado varios trending topics. La famosa escena del beso entre ambas protagonistas debajo del agua –que emula la que vivieron Isak y Even en la versión noruega– está entre los vídeos más vistos en el histórico del canal de YouTube de Movistar+, con más de 620.000 visualizaciones, y el de la reconciliación entre ambas está aún más arriba con casi un millón de reproducciones en apenas una semana.

Al igual que la versión noruega, SKAM España ha logrado una notable acogida más allá de nuestras fronteras. No son pocos los fans que corren a ver el último clip y que ruegan por unos subtítulos en inglés o en su idioma materno. Incluso, antes de que estos subtítulos estén insertados en cada clip, los fans hispanohablantes –no solo españoles, sino muchos latinoamericanos– comentan el clip con una traducción del mismo. Un fenómeno en expansión, que se demuestra con muchos comentarios de espectadores de países como México, Argentina o Estados Unidos que se levantan a las 4 de la mañana para ver el último clip publicado de la serie.

La trama puede seguirse fácilmente en la página web oficial de la serie, donde no solo se publican los clips en orden cronológico: también publicaciones en Instagram o chats entre los personajes. Estos contenidos extra enriquecen la historia, y hacen de la trama algo más rico que si solo viéramos los clips o, en su defecto, la sucesión de estos en forma de capítulo semanal.

'SKAM España': la realidad adolescente a tiempo real que ha cautivado a medio mundo 1

Retrato de los problemas y desafíos de una generación

El éxito de SKAM no reside solo en un formato ideal para la Generación Z por su naturaleza transmedia. También radica en el retrato y denuncia que hace de temas directamente relacionados con esta generación: el ciberbullying, el acoso escolar, la LGTBIfobia, el machismo, o la islamofobia son temas centrales en los guiones de esta producción.

'SKAM España': la realidad adolescente a tiempo real que ha cautivado a medio mundo 2

Uno de los momentos más aplaudidos por fans y crítica en la segunda temporada de la versión española ha sido la denuncia por un delito de odio sufrido por Lucas, uno de los secundarios de la temporada que recibe un puñetazo al grito de “maricón”.

Precisamente Lucas es el youtuber de SKAM. Su personaje, interpretado por Alejandro Reina, abre un canal en YouTube para salir del armario y desde ahí relata sus impresiones sobre cómo es vivir libremente la sexualidad para un chaval de 16 años. El último de los vídeos de su canal presenta a Amira, la musulmana feminista del grupo interpretada por Hajar Brown, que con toda naturalidad rompe estereotipos sobre el Islam y su visión sobre la homosexualidad, la religión y la ciencia.

Tratar estos temas pilares de la sociedad de 2019 sin tapujos en un formato hiperrealista es lo que diferencia a SKAM de otras series adolescentes con las que crecimos los millennials, como Compañeros o, más tarde, Física o Química. En SKAM apenas hay sitio para los adultos y esto, por una vez, es una buena noticia.