The objective

Further

Cultura viral

Cultura viral

Siete libros para celebrar la literatura gallega

Foto: Wikipedia

El 17 de mayo de 1863, Rosalía de Castro firmó la dedicatoria de Cantares gallegos, un poemario que marcó el inicio del Rexurdimento, el renacimiento literario y cultural gallego después de los Séculos escuros (Siglos oscuros), en los que el idioma quedó relegado al ámbito oral y estuvo cerca de desaparecer. Cien años más tarde, la Real Academia Galega decidió conmemorar la efeméride y, desde entonces, cada 17 de mayo la institución celebra a uno de sus escritores más ilustres en el Día de las Letras Gallegas.

Las siguientes son solo siete de las obras de una literatura cuyo idioma, en sus inicios, cuando aún era galaicoportugués, sedujo incluso a Alfonso X, el sabio, para escribir sus Cantigas de Santa María… aunque él era rey de Castilla.

Siete libros para celebrar este Día de las Letras Gallegas 2

Memorias de un niño campesino, de Xosé Neira Vilas

Xosé Neira Vilas publicó el libro más leído de la literatura gallega en Buenos Aires. Lo irónico no es aquí descabellado, ya que Memorias de un niño campesino (Memorias dun neno labrego) retrata el drama de la pobreza y la consiguiente emigración gallega durante la posguerra, que Neira Vilas conoció de primera mano. Ya las primeras frases del libro marcan el tono: “Yo soy Balbino. Un niño de aldea. Como quien dice, un nadie. Y, además, pobre”.

El sol del verano, de Carlos Casares

Publicado en 2002, muy poco después de la muerte del escritor homenajeado este año, Carlos Casares no vivió para disfrutar del renombre que le proporcionó El sol del verano (O sol do verán). La Asociación Española de Críticos Literarios le concedió el Premio de la Crítica a la Narrativa Gallega a esta novela sobre el suicidio del joven Carlos y sus efectos en Helena, que lo encuentra tumbado en cama después de haberse pegado un tiro.

Trece campanadas, de Suso de Toro

Aunque vive ya casi retirado de la escritura y dedicado a la enseñanza de secundaria, Suso de Toro es uno de los escritores vivos más celebrados de la literatura gallega. Su novela Trece campanadas (Trece badaladas), de 2002, es uno de los siete títulos ganadores del Premio Nacional de Narrativa que no fueron escritos en castellano. Una obra de intriga y misterio que tuvo su adaptación cinematográfica con Luis Tosar, Juan Diego Botto y Marta Etura.

La segunda lengua, de Yolanda Castaño

Después de consagrarse como uno de los nombres más notables de la lírica gallega contemporánea con Vivimos en el ciclo de las erofanías y Profundidad de campo, el último poemario de Yolanda Castaño, La segunda lengua (A segunda lingua, 2014) volvió a gustar a la crítica gracias a pasajes como este:

“Todo el cielo está en cuclillas. Una sed intransitiva.

Hablar en una lengua ajena

Se parece a vestir ropa prestada.

Helga confunde los significados de país y paisaje.

(¿Qué clase de persona serías en otro idioma?).

Tú, me haces notar que, a veces,

Este instrumento mío de cuerda

Vocal

Desafina.

En el patio de luces del lenguaje,

Se me engancha la prosodia

En el vestido.

Te contaré algo sobre mis problemas con la lengua:

Hay cosas que no puedo pronunciar”.

Siete libros para celebrar este Día de las Letras Gallegas 3

Un ojo de vidrio, de Castelao

Pintor, dibujante y escritor, Alfonso Daniel Manuel Rodríguez Castelao es una suerte de William Blake gallego. Uno de los ejemplos más notables de su prosa es Un ollo de vidro: Memorias dun esquelete. Esta novela corta publicada en 1922 con el subtítulo Memorias de un esqueleto supone el primer acercamiento del autor a la ficción. En ella, Castelao cuenta desde el humor negro la vida de un esqueleto y la historia de cómo llegó a tener un ojo de cristal.

¿Qué me quieres, amor?, de Manuel Rivas

Pocos saben fuera de Galicia que el padre de Martín Rivas (Marcos en El internado) es una de los nombres más aclamados de la literatura gallega contemporánea. De hecho, su colección de relatos ¿Qué me quieres, amor? (Que me queres, amor?) es una de las tres obras escritas en gallego galardonadas con el Premio Nacional de Narrativa. Uno de sus 16 cuentos, A lingua das bolboretas, es la base de La lengua de las mariposas, de José Luis Cuerda.

Cantares gallegos, de Rosalía de Castro

Es difícil encontrar literaturas que tienen en el centro de su canon una obra escrita por una mujer. La gallega es una de ellas. Cantares no solo es la cima de las letras gallegas, sino que revitalizó una cultura moribunda. Y la poesía rosaliana es canónica tanto en gallego como en español. En las orillas del Sar figura, de hecho, en la Biblioteca Clásica de la RAE, 111 títulos que componen “el núcleo esencial” de la literatura hispánica “hasta finales del siglo XIX“. Pero historiadores y críticos sitúan su obra en gallego (sobre todo, Cantares) como su mayor aportación. ¿Por qué?

“Adiós, ríos; adiós, fuentes

Adiós, regatos pequeños

Adiós, vista de mis ojos

No sé cuándo nos veremos.

Tierra mía, tierra mía

Tierra donde me crié

Huertecita que quiero tanto

Higueritas que planté.

Prados, ríos, arboledas,

Pinares que mueve el viento,

Pajaritos piadores,

Casitas de mi contento.

Molino de los castaños

Noches claras de luz de luna

Campanitas timbradoras

De la iglesia del lugar.

Zarzamoras de las zarzas

Que le daba yo a mi amor

Caminitos entre el maíz

¡Adiós para siempre adiós!

¡Adiós, gloria! ¡Adiós, contento!

¡Dejo la casa en que nací,

Dejo la aldea que conozco,

por un mundo que no vi!

Dejo amigos por extraños,

Dejo vegas por el mar,

Dejo en fin, cuanto yo quiero…

¡Quién pudiera no dejar!”

Noticias en tu inbox

¿Sin tiempo para las noticias? Nuestro equipo de redacción selecciona lo más relevante de la actualidad del día y confecciona para ti una Newsletter diaria que va directamente a tu bandeja de entrada. Suscríbete para recibir las noticias de última hora, los reportajes más fascinantes y las opiniones más razonadas.