The objective

Further

Cultura viral

Cultura viral

Reservistas voluntarios: "siempre dispuestos"

Foto: Rodrigo Isasi

Durante unas semanas al año dejan su trabajo para enfundarse un uniforme militar y ofrecer sus servicios profesionales a las Fuerzas Armadas. Así son los reservistas voluntarios (RV), “siempre dispuestos” como reza su lema, una figura presente en muchos de los ejércitos mundiales. Si alguna vez has pensado en unirte a la milicia, pero no de manera profesional, ser reservista es una buena opción, siempre y cuando se superen unos requisitos para cubrir las pocas plazas disponibles que se ofertan cada año. En 2016, apenas se convocaron 150 vacantes para los tres ejércitos, Tierra, Armada y Aire, y el Ministerio de Defensa pudo activar a un máximo de 1.375 reservistas de los más de 4.000 efectivos que componen la Reserva Militar en España. Hoy, 2 de mayo, se celebra en España el día del reservista voluntario.

Según el artículo 30 de la Constitución, los españoles tienen el derecho y el deber de defender a España, aunque desde el final del servicio militar obligatorio en 2001, solo los militares profesionales podían participar en la defensa nacional, algo que cambió con la introducción de la figura del reservista voluntario, según una normativa del año 2003. Los reservistas voluntarios son profesionales de diferentes ámbitos de la sociedad civil que deciden incorporarse de manera voluntaria a las Fuerzas Armadas (FAS).  En la práctica, la mayoría de reservistas españoles son funcionarios o pertenecen a profesiones liberales, por la menor dificultad de compatibilizar su activación en las FAS con su trabajo.

Reservistas voluntarios,

El Rey Felipe VI durante un acto por el 50 aniversario de las Fuerzas Aeromóviles del Ejército de Tierra (FAMET) | Foto: Rodrigo Isasi

En España la “ventana de alistamiento” dura solamente 15 días al año, al contrario de lo que sucede en ejércitos aliados como el estadounidense o el británico, en los que en cualquier momento se puede acceder a la condición de reservista. No es fácil entrar a formar parte de la Reserva Voluntaria en España, ya que son muchas las personas que concurren a las pocas plazas que se ofrecen cada año. Todos los años se hace una convocatoria en la que los tres ejércitos y los Cuerpos Comunes convocan plazas específicas de oficiales, suboficiales, tropa y marinería que incluyen trabajos de conducción, prensa y comunicación, traducción, medicina, abogacía, mantenimiento o informática, entre muchos otros, tanto en unidades operativas como no operativas. A todos se accede por concurso de méritos.

Requisitos para ser reservista

Para ser reservista en España hay que superar un reconocimiento médico, una entrevista personal y un test psicotécnico, además de otros requisitos específicos:

  • Poseer la nacionalidad española.
  • Tener entre 18 y 58 años de edad.
  • No tener reconocida la condición de objetor de conciencia.
  • No tener antecedentes penales.
  • No estar privado de derechos civiles.
  • No haber sido separado mediante expediente disciplinario del servicio de las Administraciones públicas, ni hallarse inhabilitado con carácter firme del ejercicio de la función pública.

Una vez superados, los aspirantes seleccionados deben pasar el periodo de Formación Militar Básica y, en su caso, el de Formación Militar Específica. La primera de ellas se realiza en un centro de formación, tiene una duración máxima de 30 días y quedan eximidos de ella todos los aspirantes que acrediten haber recibido formación militar en los cinco años anteriores a su inicio. La formación militar específica se realiza en la unidad, centro u organismo del Ministerio de Defensa al que corresponda la plaza asignada, y su duración depende del grado de adecuación de la profesión civil del aspirante a la plaza obtenida y nunca puede exceder de 30 días. 

Los períodos de formación militar básica y específica pueden ser complementados por fases no presenciales, tanto de modo convencional como mediante el uso de nuevas tecnologías interactivas.

Reservistas voluntarios:

Soldados de la Guardia Real durante el desfile del 12 de octubre de 2016 | Foto: Rodrigo Isasi

 

El compromiso

Una vez superada la formación, el aspirante firma un compromiso inicial de tres años, en el que decide cuánto tiempo al año desea estar activado, su predisposición para realizar misiones en el extranjero o participar en misiones de mantenimiento de la paz y la seguridad. Es en este momento cuando se adquiere la condición de  reservista voluntario, con los empleos de Alférez (RV), Sargento (RV) o Soldado (RV) / Marinero (RV), según la categoría a que hayan accedido. Si no se ha hecho con anterioridad, se debe prestar juramento o promesa ante la bandera en la forma que establece la ley.

Empleos: el empleo máximo que puede alcanzar un reservista es el de capitán o teniente de navío para la escala de oficiales.

  • Oficiales: pueden optar a las plazas de Oficiales los españoles que estén en posesión del título equivalente al primer ciclo de carrera. Acceden con la graduación de Alféreces de los Ejércitos de Tierra y Aire y Cuerpos Comunes de la Defensa o como Alféreces de la Fragata de la Armada.
  • Suboficiales: pueden optar a estas plazas los españoles que estén en posesión del título de Bachiller, de Formación Profesional, Técnico Especialista o equivalente. Ostentan la graduación de Sargento.
  • Tropa: a estas plazas pueden acceder todos los españoles que no posean alguno de los títulos académicos anteriores. Con empleo de Soldado o Marinero. En caso de haberse ostentado con anterioridad un empleo militar, podrá mantenerse cuando sea consecuente con la plaza obtenida.

La activación: se realiza a requerimiento de las unidades de destino en periodos que habitualmente son de una o dos semanas y, excepcionalmente, de uno a cuatro meses al año. Durante el tiempo que el reservista esté activado, ostentará la condición militar, deberá cumplir las reglas de comportamiento castrense, estará sujeto a las leyes penales y disciplinarias militares y recibirá las compensaciones económicas establecidas en el Reglamento de retribuciones del personal de las Fuerzas Armadas.

Reservistas voluntarios:

Soldado de la Brigada Paracaidista (Bripac) durante unas maniobras | Foto: Rodrigo Isasi

 

El tiempo dedicado a la reserva voluntaria es también un mérito para acceder a las plazas de la Enseñanza Militar de Formación y en los procesos de selección para funcionarios o personal laboral de las Administraciones Públicas. El reservista tiene una tarjeta de identidad que refleja su condición y empleo, y cuando está activado usa el mismo uniforme que los militares en servicio activo del Ejército, Armada o Cuerpo Común en que se le encuadre, con un distintivo específico de Reservista Voluntario. En el caso de los funcionarios públicos, pasan a la situación administrativa de Servicios Especiales, al ser activados para prestar servicio en las unidades, centros y organismos de Defensa que les correspondan.

La reserva voluntaria en otros países

En Estados Unidos existen dos fórmulas para ser “militar a tiempo parcial”. La Guardia Nacional y la reserva en los cinco ejércitos: Armada, Cuerpo de Marines, Guardia Costera, Fuerza Aérea y Ejército. Aproximadamente el 20% de los miembros de las Fuerzas Armadas de EEUU son reservistas, y el empleo de mayor categoría que se puede alcanzar es el de Almirante.

La Guardia Nacional es una especie de  “ejército voluntario” de defensa del territorio nacional. Tiene una estructura similar a la del ejército y su comandante en jefe es el gobernador del estado. Los gobernadores también tienen una especie de jefe del estado mayor, el Adjutant General, que forma parte de su gobierno.

En la Royal Navy de Reino Unido, los reservistas reciben el mismo entrenamiento, uniforme y operaciones que el ejército regular, y pueden presentarse desde los 16 años de edad hasta los 45. Al igual que en EEUU, es posible acceder en cualquier momento a la condición de reservista.

El ejército de Israel se nutre de efectivos de leva o reclutamiento obligatorio. Tras realizar el servicio militar obligatorio se pasa a la reserva. Habitualmente los reservistas son movilizados para intervenir en conflictos armados. Tras el servicio militar se puede activar a los reservistas hasta que cumplen 45 años. Un mes al año y también en caso de conflicto.

Noticias en tu inbox

¿Sin tiempo para las noticias? Nuestro equipo de redacción selecciona lo más relevante de la actualidad del día y confecciona para ti una Newsletter diaria que va directamente a tu bandeja de entrada. Suscríbete para recibir las noticias de última hora, los reportajes más fascinantes y las opiniones más razonadas.