Reiki: terapia complementaria también para perros
Foto: nomao saeki

Cultura

Reiki: terapia complementaria también para perros

El interés por las terapias complementarias va en aumento. Cada vez buscamos más alternativas para mantener o mejorar la salud de la forma más natural posible. Y esto incluye, por supuesto, a nuestras mascotas. El Reiki, una terapia de origen japonés que cada vez tiene más adeptos en nuestro país.

por Carola Melguizo

Actualizado:

El interés por las terapias complementarias va en aumento. Cada vez buscamos más alternativas para mantener o mejorar la salud de la forma más natural posible. Y esto incluye, por supuesto, a nuestras mascotas. Es el caso del Reiki, una terapia de origen japonés que cada vez tiene más adeptos en nuestro país.

Basada en el concepto de transmisión de energía a través de las manos, el Reiki es una terapia complementaria a la medicina convencional. En ningún caso una sustitución. Y como tal está reconocida por la OMS. En el informe Estrategia de la OMS sobre Medicina Tradicional, se define la Medicina Tradicional Complementaria (MTC) como “la suma total de los conocimientos, capacidades y prácticas basados en las teorías, creencias y experiencias propias de diferentes culturas, bien sean explicables o no, utilizadas para mantener la salud y prevenir, diagnosticar, mejorar o tratar enfermedades físicas y mentales”. 

Reiki: terapia complementaria también para perros 1

Foto: Andrew Spencer | Unsplash.

Al no reemplazar ningún tratamiento, el Reiki no tiene contraindicaciones. De ahí, por ejemplo, que la OMS lo mencione en el manual de Pautas de atención integral para personas que viven con VIH/SIDA en las Américas, mencionándolo como uno de los enfoques multidisciplinarios en el manejo del dolor. Y que pueda aplicarse a cualquier ser vivo sin poner jamás en riesgo su salud. Para entender un poco mejor esta terapia y cómo puede ayudarnos, en concreto, a mejorar la salud de nuestros perros, hablamos con Leire Bello, especialista en Terapias Naturales para animales. 

¿Cómo definirías el Reiki? ¿Cuáles son sus beneficios?

El Reiki es una técnica de sanación que actúa en profundidad yendo a la raíz del problema tanto físico como emocional. Los beneficios son muchos, pero destacaría que proporciona bienestar al cuerpo y fortalece tanto el sistema inmunológico como el sistema nervioso. En el caso de los animales, responden intuitivamente de forma positiva. A parte de ayudarles a mantener su salud, el Reiki les proporciona momentos de calma y relajación. En el caso de enfermedad, puede complementar otros tratamientos, bien para impulsarlos o para reducir sus efectos secundarios.

¿Cómo te iniciaste en el mundo del Reiki?

Desde muy pequeña veía como mi familia hablaba y practicaba Reiki en casa. Siempre me mantenía al margen, no sabía muy bien qué sentir al respecto. Un día Sheldon, mi perro, se tumbó delante de mí, como pidiéndome algo, así que sin saberlo muy bien, coloqué mis manos sobre él pero sin tocarle. Noté muchísimo calor y estuve un buen rato así, estábamos muy relajados y sentí una conexión diferente entre nosotros. Fue un momento muy especial, así que me puse a investigar y ¡acababa de hacer Reiki! Desde ese momento empecé a formarme y a día de hoy, sigo aprendiendo en cada sesión.

¿Qué tipo de dolencias o enfermedades pueden tratarse?

Todas. Alivia muchísimo el dolor y es ideal como complemento a los tratamientos convencionales, ya que reduce los efectos secundarios. Muchas veces compagino el Reiki con las Flores de Bach, creo que son un complemento perfecto para ayudar a sanar.

¿Pueden tratarse perros de cualquier raza, edad, etc?

Sí, no sólo perros sino todo ser vivo puede recibir Reiki. Pero es importante destacar que son ellos los que SIEMPRE deciden si quieren o no, la duración de la sesión, de qué manera se hará, etc. Se deben respetar sus decisiones, son ellos quienes marcan el ritmo de la sesión.

 

View this post on Instagram

 

A post shared by Animal.Rei (@animal.rei) on

¿En qué consiste una sesión de Reiki con un perro?

Hoy dos maneras de realizar las sesiones: presencial o a distancia. Según el nivel de Reiki que se tenga, puede hacerse a distancia o no.

Cuando es presencial, acudo a la vivienda del animal, me suelo poner en el salón de la casa y le doy espacio. Por lo general se ponen cerca y llegan incluso a indicarme dónde colocar las manos, pero hay algunos que prefieren recibirlo a cierta distancia de mi.

Cuando es a distancia, trabajo con una foto del animal. Le pregunto si me permite hacerlo y, en caso de que así lo sienta, le realizo Reiki a distancia. Si es que no, agradezco y finalizo.

¿Puedes contarnos algún caso en concreto en el que hayas podido comprobar su efectividad?

Todas las sesiones son especiales, pero tuve una con una gata increíble. Al principio se mantenía distante en las sesiones, pero un día quiso colocarse sobre y recibir Reiki con imposición de manos. Para mí fue muy especial porque no se dejaba tocar por nadie que no fueran sus responsables. 

También realizo Reiki con Ura, mi compañera animal desde que ella era cachorra, y es una pasada la conexión que tenemos cuando lo hacemos juntas. Me encanta trabajar con animales porque responden de manera intuitiva. He realizado sesiones de Reiki a personas y, en mi opinión, no es igual. El humano se cuestiona las cosas y busca resultados rápidos, inmediatos. Los animales, en cambio, desde el amor y el respeto, si quieren lo cogen y si no, no pasa nada, sin juzgarlo. Me fascina.