The objective

Further

Cultura viral

Cultura viral

Cómo proteger nuestra piel de la contaminación ambiental

Foto: Jurica Koletić | Unsplash

Nuestra piel se enfrenta a millones de partículas contaminantes debido a la atmósfera perjudicial a la que estamos expuestos diariamente. Según la Organización Mundial de la Salud, el 91% de la población mundial vive en lugares donde la calidad del aire excede los límites de la OMS.  Eso significa que nueve de cada 10 personas viven en lugares donde el aire está lleno de partículas que atacan nuestra piel, debido a los gases contaminantes de la industria, los vehículos e incluso nuestra forma de cocinar en el hogar. En este sentido, ¿qué podemos hacer para protegernos de estas partículas?

Según apunta el Dr. Doris Day al diario británico The Guardian, el “polvo urbano” contiene un cóctel de 224 productos químicos tóxicos que pueden provocar toda una serie de problemas en la piel, como sequedad, pérdida de colágeno, arrugas prematuras, acné e incluso se han realizado investigaciones que relacionan la contaminación del aire con las manchas oscuras. Y es que la contaminación y la polución ambiental son las causas más comunes, además del viento, el frío o el sol, entre otras, de los daños e impurezas de la piel.

De esta forma, aunque se cree que las personas que viven en áreas urbanas densamente pobladas tienen una piel mejor cuidada, esto queda lejos de la realidad, según el Dr. Doris. Y es que debido a esta densa contaminación, aquellos que viven en zonas urbanas muestran signos de envejecimiento más rápido que aquellos que viven en el campo.

Aquí entra en juego nuestra alimentación, y es que no hay que decir que la prevención siempre es mejor que la cura, y una dieta rica en antioxidantes es la primera forma de ayudar a neutralizar esas partículas que flotan en el aire y que se adhieren a la piel dañándola a nivel celular, también conocidas como radicales libres. Las vitaminas C y E son potentes antioxidantes.

Cómo proteger nuestra piel de la contaminación ambiental 1

Foto: Sam Jotham Sutharson/Unsplash

Los expertos recomiendan comer abundantes frutas, como tomates, sandías o arándanos, y verduras de hoja verde.

La proteína también es clave para reconstruir las células. El tofu, la carne magra, el pescado, los huevos, los frijoles y las nueces, son las mejores opciones.

Además de llevar una dieta saludable, beber mucha agua es esencial en la lucha contra el daño causado por la contaminación a la piel, y es que una piel hidratada es una piel sana. El té verde también es una buena opción para hidratarla. Repleto de catequinas, no solo ayuda a nuestra piel a repararse a sí misma, sino que también mejora la salud del corazón y ayuda a combatir la hipertensión y las enfermedades cardiovasculares.

Un buen aliado de la contaminación ambiental para destruir las células de la piel son los rayos UV. Juntos trabajan para causar daños duraderos, así que lo mejor es usar protección solar durante todo el año, no sólo durante la época estival. Y es que recuerda que si hay luz del día hay rayos UV.  

Y al final del día, no olvides limpiar tu piel aunque no la veas sucia. Un bálsamo limpiador y una crema hidratante le darán aliento.

Noticias en tu inbox

¿Sin tiempo para las noticias? Nuestro equipo de redacción selecciona lo más relevante de la actualidad del día y confecciona para ti una Newsletter diaria que va directamente a tu bandeja de entrada. Suscríbete para recibir las noticias de última hora, los reportajes más fascinantes y las opiniones más razonadas.