"No justice, no peace": la lucha contra el racismo y el abuso policial llena las calles de Madrid
Foto: Rodrigo Isasi

Mundo Ethos

"No justice, no peace": la lucha contra el racismo y el abuso policial llena las calles de Madrid

Las protestas por la muerte de George Floyd llegaron a la capital española al grito de "policía, asesina" y "sin justicia no hay paz"

por María Hernández

Actualizado:

A George Floyd le quitaron la vida el 25 de mayo mientras era detenido por la Policía por, supuestamente, usar un billete falso para pagar en una tienda. “No puedo respirar”, decía desde el suelo mientras el agente le presionaba el cuello con su rodilla. Derek Chauvin hizo caso omiso y no la levantó, y Floyd dejó de respirar para siempre.

Tenía 46 años y una hija pequeña a la que no verá crecer por la decisión de Chauvin y los tres compañeros que lo acompañaban, que presenciaron lo ocurrido sin hacer nada para evitarlo.

Un día después de su muerte comenzaron las protestas en Estados Unidos, cuyas calles se llenaron de personas que gritaban contra el racismo y el abuso policial. Poco a poco, se han ido extendiendo al resto del mundo.

En España, el domingo miles de personas llenaron las calles de varias ciudades para sumarse a esta muestra de repulsa mundial. En Madrid, lo que iba a ser una concentración de 200 personas, debido a las medidas de seguridad establecidas por el estado de alarma, se convirtió en una manifestación de alrededor de 2.000.

"No justice, no peace": la lucha contra el racismo y el abuso policial llena las calles de Madrid 5

Foto: Rodrigo Isasi | The Objective

Estaba convocada a las 11 de la mañana, pero casi media hora antes la gente ya llenaba la acera frente a la embajada de Estados Unidos en una concentración para denunciar la muerte de George Floyd y pedir justicia.

Pocos minutos antes de la hora de la concentración, la Policía Nacional ya ampliaba el espacio destinado a los manifestantes, que eran claramente más de los esperados y coreaban con fuerza lemas como “aquí están los antirracistas” y “ningún ser humano es ilegal”.

Al comienzo de la concentración, los manifestantes incluso trataban de mantener la distancia de seguridad cuando todavía lo permitía la situación, con los organizadores creando cadenas de personas separadas por los brazos para que existiera la distancia necesaria, aunque poco pudo aguantar esta medida en la cabecera de la manifestación.

Sí aguantó, sin embargo, en la parte trasera, donde los participantes mantuvieron distancias entre ellos durante prácticamente todo el trayecto, en el que anduvieron a ritmo sostenido sin acercarse demasiado los unos a los otros y, por supuesto, con mascarillas.

"No justice, no peace": la lucha contra el racismo y el abuso policial llena las calles de Madrid 7

Foto: Ana Laya | The Objective

Frente a este pacifismo y civismo, llamaban la atención los más de 10 furgones policiales que custodiaban la embajada, más los distribuidos por los alrededores, acompañados de un cordón de agentes antidisturbios que rodeaba a los manifestantes en todo momento y que los acompañó sin despegarse de ellos durante toda la marcha.

"No justice, no peace": la lucha contra el racismo y el abuso policial llena las calles de Madrid 4

Foto: Rodrigo Isasi | The Objective

No justice, no peace, el lema que ha recorrido el mundo de protesta en protesta, resonaba en la calle Serrano una y otra vez, en inglés y en español. Entre sentadas y aplausos se escuchaban también a menudo gritos de “policía, asesina”.

Alrededor de una hora duró la concentración, que de repente y casi sin previo aviso se convirtió en una marcha que invadió las principales calles de la capital.

"No justice, no peace": la lucha contra el racismo y el abuso policial llena las calles de Madrid 6

Foto: Rodrigo Isasi | The Objective

Mientras la Policía, tras comprobar que tenían permiso, colocaba los furgones por delante de los manifestantes, la cabecera se dirigía decidida hacia la Puerta del Sol mientras recordaba en voz alta a muchos de los asesinados por policías en los últimos años. “George, hermano, nosotros no olvidamos”, “Lucrecia, hermana, nosotros no olvidamos”, “Sandra, hermana, nosotros no olvidamos”.

"No justice, no peace": la lucha contra el racismo y el abuso policial llena las calles de Madrid 1

Foto: María Hernández | The Objective

El barrio Salamanca, la puerta de Alcalá, la plaza de Cibeles y la calle Alcalá fueron testigos de la rabia y la indignación de las miles de personas que han acabado arrodilladas frente a la sede del Gobierno regional, donde los organizadores han leído un comunicado sobre la muerte de George Floyd y el racismo en Estados Unidos y el resto del mundo.

“Sabemos que este asesinato no es una cuestión puntual, sino que responde a la violencia histórica y estructural a la que son sometidas personas negras en Estados Unidos”. “Sin embargo, el racismo institucional y social anti negro no es solo una cuestión de Estados Unidos. En diferentes partes del mundo, de maneras diversas, vemos como este atenta contra las vidas negras”, leía una de las organizadoras.

"No justice, no peace": la lucha contra el racismo y el abuso policial llena las calles de Madrid 2

Foto: Rodrigo Isasi | The Objective

La manifestación fue duramente criticada en las redes sociales, donde numerosos usuarios han apuntado que no se respetaban las medidas de seguridad, aunque los asistentes llevaran mascarilla, y otros comentaban que no era justo denunciar las protestas de la derecha española y no las convocadas contra el racismo.

Pero en esas mismas redes sociales es donde más fuerza ha cobrado este movimiento ciudadano, impulsado por la rabia de una nueva situación de abuso policial, una rabia que esta vez ha recorrido el mundo, con el puño en alto, y sin ninguna intención de dejar que nadie la silencie.

En este vídeo puedes ver cómo fue la manifestación en Madrid: 

María Hernández

De Murcia y madrileña de adopción. Escribo a menudo sobre derechos humanos e inmigración. También estudié Publicidad, pero lo mío es el periodismo. Y los viajes.