The objective

Further

Cultura viral

Cultura viral

Lo que dice la prensa extranjera del referéndum de Cataluña

Con el referéndum independentista de Cataluña del 1 de octubre a la vuelta de la esquina, muchos medios de comunicación de todo el mundo ya empiezan a hacerse eco de cómo evoluciona la situación en la región. Las elecciones han sido prohibidas por el Tribunal Constitucional y el Gobierno central insiste en que la consulta no se celebrará. Con todo, la Generalitat sigue adelante con el proceso. Así es como la prensa internacional habla de los comicios.

Financial Times (Reino Unido)

Uno de los diarios económicos más influyentes del mundo se muestra contundente en un editorial publicado recientemente sobre el problema catalán: “Cualquier proclamación de una Cataluña independiente carecería de legitimidad política“. El Financial Times apoya su tesis en dos argumentos: la violación de la Constitución Española y los procesos independentistas llevados a cabo por otras democracias en el mundo.

Además de recordar que el referéndum viola el artículo 2 de la Carta Magna, el rotativo londinense expone que “fuerzas proindependentistas que van desde nacionalistas de centro-derecha a izquierdistas radicales ganaron una estrecha mayoría de escaños, pero no alcanzaron la mayoría de los votos emitidos”, lo cual no las legitima, considera el diario, “para acelerar el programa secesionista”. Y continúa: “Aun así, el Gobierno y el Parlamento regionales han seguido adelante y de una manera que se salta los procedimientos democráticos apropiados para un asunto de tanta importancia”.

“Cuando Quebec votó sobre la separación con Canadá en 1995 y cuando Escocia votó sobre la secesión de Reino Unido en 2014, tuvieron el consentimiento del Gobierno central y lo hicieron de acuerdo a la ley. Cuando los tres Estados bálticos [Estonia, Letonia y Lituania] declararon la independencia de la Unión Soviética en 1990-91, tenían todo el derecho a hacerlo porque Josef Stalin les había robado su Estado y libertad en los 40. Ninguna de estas condiciones se aplica a Cataluña y España”.

E insiste en que la consulta “no establece un mínimo de votos para ser válida”, así que “una pequeña minoría del electorado podría activar la declaración de independencia”. Y sentencia: “En estas circunstancias, y teniendo en cuenta la pasión que ha levantado la legalidad del voto, cualquier proclamación de una Cataluña independiente carecería de legitimidad política”. El diario considera que el objetivo de la Generalitat “no es declarar la independencia, que sería un gesto retórico vacío, sino provocar unas elecciones anticipadas con el objetivo de aumentar el apoyo a la coalición proindependentista”. Según el diario, lo que pretenden los independentistas es que el Gobierno central “aplique una mano tan dura” que les haga “mostrarse como víctimas de la represión política”.

El Financial Times también guarda críticas para el Constitucional: “El paso esencial para ambas partes es abrir negociaciones” para actualizar el Estatut, “aprobado por las Cortes españolas y catalanas y por los votantes catalanes en un referéndum, pero paralizado de forma poco sabia por el Tribunal Constitucional”.

The National (Reino Unido)

En el lado opuesto se encuentra un periódico también británico, en este caso, escocés. The National, un diario de línea editorial independentista (de hecho, empezó a imprimirse el 24 de noviembre de 2014 para dar respuesta a la demanda de un diario de corte secesionista por parte de la población escocesa), sacó en su edición del jueves una página desplegable con una estelada para mostrar su apoyo al independentismo catalán. El titular, en primera página, del rotativo no deja lugar a dudas: “¡Muestre hoy su apoyo a Cataluña con su National! Hágase una foto sosteniendo nuestro póster de la página central y tuitéelo usando #ScotsForCatalonia [#EscocesesPorCataluña]”.

Lo que dice la prensa extranjera del referéndum de Cataluña

El hashtag no llegó a convertirse en trending topic (tema del momento), pero sí logró que el ex ministro principal de Escocia Alex Salmond se uniera a la iniciativa. “Apoyo el derecho a decidir de Cataluña”, defiende Salmond.

Una diputada independentista del Parlamento escocés, Carolyn Leckie, lamentaba la situación en un artículo de opinión publicado el pasado 18 de septiembre. Después de criticar la poca cantidad de información que encontraba en la prensa internacional sobre los acontecimientos, mostraba su sorpresa por la respuesta del Gobierno central para frenar la consulta. “Policía armada en las calles. Políticos acusados de pervertir el curso de la justicia. Más de 700 alcaldes electos -tres cuartos del total- amenazados con ir a la cárcel. Redadas en imprentas. Editores amenazados con cargos criminales. Amplísimas cantidades de material impreso incautado. Páginas web oficiales cerradas. Y una declaración de intentar terminar con la autonomía catalana”, protestaba.

“Todo esto para detener al gobierno electo de Barcelona de celebrar un referéndum –una iniciativa apoyada por el 70% de la gente en Cataluña-“, continuaba. “Puede que Francisco Franco haya muerto hace tiempo pero parece que su fantasma continúa acosando los pasillos del poder en Madrid”, opinaba, antes de comparar los esfuerzos separatistas vascos y catalanes. “En contraste con el País Vasco, el movimiento por la independencia en Cataluña siempre ha evitado la violencia. Pasé allí un tiempo hace unos años, invitada por unos activistas proindependencia para hablar en una serie de encuentros”, relataba.

“La gente me dijo entonces que el Gobierno español no se detendría por nada para bloquear cualquier paso hacia la independencia catalana. Me pareció difícil creer que un país de la Unión Europea en el siglo XXI pudiera bloquear el derecho de una nación constituyente a la autodeterminación”, explicaba, antes de criticar al Ejecutivo central. “El Gobierno español invoca la Constitución de 1978 para defender su hostilidad a la democracia. Pero el mundo ha seguido girando en estos últimos 40 años. Nadie de menos de 60 años ha votado esa constitución“.

The Times (Reino Unido)

Una postura intermedia es la que ha mostrado el británico The Times en un editorial publicado el pasado miércoles. Por una parte, entiende la postura del Gobierno central: “Rajoy insiste, de manera correcta, en que un voto por la independencia choca frontalmente con la Constitución, que alude a la ‘indisoluble unidad de la Nación española'”. Por otra parte, acusa al presidente de utilizar “tácticas de mano dura” y considera que Rajoy “podría explicarse mejor si pareciera menos abusón”. En un tono moderado, el diario londinense aboga por una solución intermedia: “El Gobierno español debería permitir que el referéndum siga adelante aunque rompa la Constitución pero tratarlo de la misma manera que el voto simbólico por la independencia de 2014. Es decir: declararlo legalmente no vinculante“.

The Independent (Reino Unido)

Ya fuera del ámbito de la opinión y centrados en enfoques puramente informativos, muchos otros diarios del mundo han cubierto la información. El británico The Independent, por ejemplo, habla de una “crisis de identidad catalana”.

Lo que dice la prensa extranjera del referéndum de Cataluña 1

La Repubblica (Italia)

El italiano La Reppublica va un paso más allá y habla abiertamente de “guerra catalana”.

Lo que dice la prensa extranjera del referéndum de Cataluña 2

Jornal de Notícias (Portugal)

El Jornal de Notícias portugués, por su parte, destaca que “Madrid usa la fuerza contra los independentistas”.

Frankfurter Allgemeine (Alemania)

“La policía española arresta a doce separatistas”, destaca el diario alemán Frankfurter Alllgemeine en su edición digital. Informa también de que, según “se dice en Madrid”, “el Gobierno español nunca permitirá una separación de Cataluña”.

Noticias en tu inbox

¿Sin tiempo para las noticias? Nuestro equipo de redacción selecciona lo más relevante de la actualidad del día y confecciona para ti una Newsletter diaria que va directamente a tu bandeja de entrada. Suscríbete para recibir las noticias de última hora, los reportajes más fascinantes y las opiniones más razonadas.