Las verdaderas razones por las que no debes comerte la masa cruda de las galletas
Foto: Juan Carlos Ullate| Reuters

Lifestyle

Las verdaderas razones por las que no debes comerte la masa cruda de las galletas

Probar la masa cruda de las galletas o de cualquier dulce que lleve harina puede enfermarte más de lo que creías.

por The Objective

Actualizado:

Probar la masa cruda de las galletas o de cualquier dulce que lleve harina puede enfermarte más de lo que creías. No, no se tratará de una simple indigestión. Un reciente estudio publicado en The New England Journal of Medicine ha revelado que un tipo de la bacteria Escherichia Coli (E. coli) que suele encontrarse en lugares húmedos como la carne o las hojas de verduras, también puede ser huésped de espacios áridos como las bolsas de harina. La investigación añade que comer masa cruda incluso puede producirte salmonella.

El análisis fue hecho a 10 millones de libras de harina y destaca que debemos prestar el mismo cuidado a la correcta cocción y consumo de la harina, tal y como solemos hacer con los huevos o el pollo.

«No estamos tratando de arruinar las fiestas de nadie, pero queremos que sean conscientes de los riesgos», dijo Samuel J. Crowe, autor principal del estudio y un epidemiólogo de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de Estados Unidos. J.Crowe advirtió de que no es necesario comer mucha harina cruda para enfermarse ya que una pequeña cucharada podría ponerte “realmente enfermo”. Incluso mencionó la Salmonella como una de las posibles infecciones.

Las verdaderas razones por las que no debes comerte la masa cruda de las galletas 1

El estudio concluye que debemos prestar el mismo cuidado a la correcta cocción y consumo de la harina, tal y como solemos hacer con los huevos o el pollo. | Foto: Michaela Rehle / Reuters

“He tenido E. coli y salmonella y es bastante desagradable”, ha añadido a The New York Times. La E. coli es una bacteria que normalmente se encuentra en los intestinos de seres humanos y animales. Aunque la mayoría de las cepas son inocuas, algunas pueden provocar enfermedades al producir una toxina denominada Shiga, informa el Washington State Department of Health. La bacteria que produce esta toxina se denomina E. coli productora de toxina Shiga y se la conoce por su sigla en inglés, STEC.

Por lo general, las personas se infectan con STEC al ingerir alimentos o bebidas contaminados que no se han cocido o pasteurizado de manera adecuada. Aunque siempre se han relacionado el E. coli por ingerir carne cruda, tomar leche o jugos sin pausterizar o comer verduras sin cocer, el estudio alerta sobre la harina.

La investigación surgió por un brote que se dio entre el 21 de diciembre de 2015 y el 5 de septiembre de 2016. Un total de 56 casos de STEC fueron identificados en 24 estados de EEUU. Tras los análisis hechos a todos los casos, se demostró que las infecciones estuvieron relacionadas al consumo de masa cruda.

«Es una nueva visión de la harina», dijo a The New York Times la Doctora Marguerite A. Neill, profesora asociada de medicina en la Facultad de Medicina de Brown University y experta en enfermedades transmitidas por alimentos, quien no participó en este estudio. «Parecía increíble que esta sustancia seca y polvorienta, almacenada en un estante durante meses, pudiera tener un microorganismo vivo que no echara a perder la harina, pero que aún pudiera enfermar a alguien», ha dicho A. Neill.